EUROPA PRESS

El secretario de Empleo del PSOE, Toni Ferrer, ha afirmado que no habrá posibilidad de que el Partido Socialista vuelva a gobernar, si los sindicatos de clase (UGT y CCOO) no respaldan a los socialistas.

"Vale la pena valorar el papel de los sindicatos. Han sufrido una campaña de criminalización y desde la izquierda lo tenemos claro: los sindicatos de clase, UGT y CCOO, son nuestros aliados estratégicos. Yo digo más, no habrá posibilidad de que los socialistas lleguemos a gobernar, si los sindicatos de clase no están con nosotros", ha manifestado.

En una asamblea abierta sobre "pensiones dignas" celebrada en Bilbao,

Ferrer ha recordado que "la esfera, el ámbito progresista, históricamente se ha desarrollado en el ámbito sindical y en el político". "Hay muchas críticas, hacia el partido y hacia los sindicatos, pero no hay que reproducir la crítica que la derechona, que la caverna quiere lanzar sobre los sindicatos", ha aseverado.

Por otra parte, el dirigente socialista ha indicado que su formación no quiere proteger solamente a los actuales pensionistas, sino reforzar los compromisos con los actuales y con los futuros pensionistas.

Por ello, ha instado a reforzar la intervención política en el Pacto de Toledo. "El grupo del PP no da un palo al agua y se dedica a lanzar globos sonda. Una día dice que van a mejorar el periodo de cálculo, pero no lo han dicho en la sede del Pacto de Toledo. Lo dijeron para desmontar nuestra propuesta de mejora de la financiación. Estamos dispuestos a discutir, pero señora ministra de Empleo: no me digan ustedes que pretenden mejorar", ha manifestado.

Otro aspecto a tratar en el Pacto de Toledo, según ha apuntado, es un compromiso claro de establecer un proceso de transparencia con las pensiones.

"No puede ser que se nos dijera que nos iba a comunicar en el anterior Pacto de Toledo nuestra expectativa de pensión y esa carta nunca ha llegado. Esa carta no ha llegado porque el Gobierno tiene compromisos para potenciar las pensiones complementarias privadas", ha alertado, para resaltar que esa propuesta de "2 euros al día, sería enviarle a los fondos privados 7.000 millones de euros".

Tras asegurar que no se pueden reducir impuestos y mantener el sistema público de pensiones, Ferrer ha explicado las propuestas del PSOE para reforzar éstas últimas, como son el impuesto a las operaciones bursátiles, el impuesto sobre la banca, sobre sus resultados, en el Impuesto de Sociedades, que ingresaría unos 800 millones de euros, y la lucha contra la economía sumergida y las horas extras "defraudadas", que ha cifrado en 2.000 millones de euros, que deja de ingresar la Seguridad Social.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.