El concejal de Medio Ambiente, Ignacio Quirós, ha indicado en un comunicado que el Consistorio concedió una autorización a un particular para realizar trabajos de limpieza, desbroce y poda en una finca privada, labores que no amparaban en ningún caso la tala o supresión de especies arbóreas.

Por ello, tras constatar que los trabajos han excedido las labores autorizadas, se adoptarán las medidas que se deriven del correspondiente expediente administrativo.

En este sentido, el concejal ha edil que existe ya una denuncia de la Policía Local por estos hechos y, tan pronto como se traslade al servicio de Medio Ambiente, se instruirá el expediente para determinar, en su caso, las posibles infracciones cometidas y las sanciones o medidas que de ellas se deriven.

"Que no les quepa duda a los representantes de ARCA de que el Ayuntamiento actuará con la responsabilidad, rigor y proporcionalidad que deberían haber aplicado también ellos para evitar comentarios y apelativos malintencionados", ha dicho Quirós.

Y es que, ha reivindicado, el Ayuntamiento está haciendo su trabajo en relación a la tala de árboles realizada en esa finca particular y, por ello, cree que los comentarios de ARCA al respecto "están de más".

"Si los representantes de la asociación querían información sobre lo sucedido o sobre los pasos que está dando el Ayuntamiento, bastaba con preguntar y sobraban críticas y afirmaciones que pretenden poner en cuestión el respeto y defensa del medio ambiente y los espacios verdes que caracteriza la gestión de este equipo de gobierno", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.