La niña colgando en la cornisa de Luceros
La niña colgando en la cornisa de Luceros EUROPA PRESS/BOMBEROS

El pasado 25 de octubre el Juzgado de Instrucción 4 de Alicante solicitó la apertura de juicio oral contra la madre de la niña y su pareja desde hace tres años por estos tres delitos, y emplazó a las partes a formular sus escritos de calificación de los hechos.

Paralelamente, el Juzgado de lo Penal 3 está pendiente de señalar fecha de juicio por los hechos del 1 de marzo, por los que se acusa a la madre de otro delito de abandono temporal de menor.

Así, la acusación particular ejercida por el padre biológico de la menor, en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, ha solicitado que se condene a la madre de la niña a un año de prisión por malos tratos, a dos por abandono y a 30 días de trabajo en beneficio de la comunidad por delito leve de vejaciones injustas.

Además, la acusación particular solicita para la actual pareja de la madre de la niña un año de prisión por malos tratos en el ámbito familiar, dos años por abandono y 30 días de localización permanente por el delito leve de vejaciones injustas.

La acusación basa su calificación provisional en exploraciones y diversos informes psicológicos, así como en el informe de una psicóloga de parte, de los que se desprende que "en fechas no determinadas exactamente, si bien en todo caso inmediatamente anteriores al 1 de marzo de 2017, y en la época del invierno pasado", los acusados "han dejado sola habitualmente a la menor en el domicilio familiar" de la plaza de los Luceros, según indica el escrito.

Al respecto, según recoge la calificación de la acusación particular, la menor "ha llegado a verbalizar que: 'No es la única vez que estoy solita en casa', en referencia al incidente del 1 de marzo, y al respecto indica que la madre ya había reconocido en sede policial en la causa que tiene abierta en Penal 3 por lo ocurrido aquel día que "a ninguno se le ocurrió quedarse a su cargo" la noche que fue rescatada por los bomberos de una cornisa.

ENCERRADA "COMO CASTIGO"

Por otra parte, el padre de la menor acusa a la pareja actual de la madre de haberle cogido "fuerte del cuello" y haberla encerrado en su habitación "a modo de castigo", al tiempo que aseguran que existen "indicios racionales" de que "cogió fuerte del brazo a la menor y la pellizcó en alguna otra ocasión". Así mismo, acusa a la madre de "tirar de la oreja a la menor, refiriendo ésta que ello le puso muy triste y lloró repetidamente", según recoge el escrito de la acusación particular.

Por último, la acusación particular considera que existieron vejaciones injustas a tenor de las diversas exploraciones psicológicas y judiciales que se le hicieron a la niña, en las que ésta expresaba que la pareja de su madre "se refiere habitualmente a la menor como 'cara huevo', 'pitufa', y le dice que es 'mala, fea' y que 'no le gusta su cara'", expresiones que a la menor le producen "rechazo, le hacen sentir mal y le ponen muy triste", según recoge el escrito.

Consulta aquí más noticias de Alicante.