El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha aseverado este martes que el presidente de la Federación Española de Rugby (FER), Alfonso Feijoo, es un "obstáculo" para el desarrollo de este deporte en Valladolid y ha aseverado que la decisión de llevar la final de la Copa del Rey a Valencia es "una muestra" de su "hostilidad", al tiempo que ha mostrado su apoyo al trabajo en una liga profesional de rugby.

Así se ha expresado el regidor vallisoletano en declaraciones a los medios de comunicación dos días después de conocerse que los dos equipos de la ciudad, VRAC Quesos Entrepinares y Silverstorm El Salvador, lograron el pase a la final de la Copa del Rey, que se disputará en el estadio Ciudad de Valencia, tal y como anunció la FER la pasada semana.

El regidor, que ha subrayado que el Ayuntamiento no tiene "problema" con Valencia, una ciudad "con afición, cantera y capacidad organizativa de sobra", para organizar la final y "hacerlo dignamente", y que el enfado es con la Federación por la decisión y "la forma de tomarla". "El rugby de Valladolid no se merecía, después de dos años en los que se ha puesto al rugby español en el escenario no sólo nacional sino internacional, que se lleve a los dos equipos a la rastra a jugar la final en otra ciudad", ha apostillado el regidor socialista.

De hecho, el primer edil ha incidido en que esta decisión es "sólo una muestra de la hostilidad" que considera que tiene el presidente de la FER, Alfonso Feijoo, hacia Valladolid, al tiempo que le ha definido como un "obstáculo, por no llamarlo de forma más gruesa" para el rugby de la ciudad, al que cree que ha "cortado las alas" con la decisión de llevar la final a Valencia.

El alcalde ha lamentado que este año Valadolid podría haber tenido "tres meses" para organizar la final, frente al menor espacio temporal con el que se contó en las dos ediciones celebradas en el estadio José Zorrilla -2016 y 2017-. De hecho, ha incidido en que ya el año pasado se logró incrementar "bastante" los ingresos publicitorios gracias a la experiencia del año anterior.

En todo caso, Puente ha afirmado que "se veía venir" la decisión contraria a los intereses del rugby de Valladolid, pues ha apuntado que tiene "muchas cosas que decir" sobre la relación entre la ciudad y la FER durante la organización de las dos últimas finales de Copa del Rey, lo que ha definido como "una tortura".

Según el alcalde, la Federación "no es capaz de hacer progresar al rugby del resto de España y ha optado por perjudicar al rugby de valladolid", en lo que supone "igualar las cosas por abajo" en un deporte en el que, ha reflexionado, la ciudad vallisoletana cuenta con los dos equipos "dominantes", algo que, ha aseverado, no se da en otros deportes, en los que los clubes punteros están "en Madrid o en Barcelona".

Ante esa situación, ha explicado Óscar Puente, "lo importante" es que el rugby y la ciudad vayan "de la mano" para que este deporte continúe su crecimiento "a pesar de la federación y, especialmente, de su presidente". De hecho, ha advertido de que la FER tiene "muchas líneas de colaboración" en Valladolid con la Fundación Municipal de Deportes y con la Junta de Castilla y León y que el Ayuntamiento podría "plantear qué relación" tendrán en el futuro al no verse "correspondidos".

Asimismo, ha recordado que "se trabaja en una liga profesional al estilo de las de baloncesto o de fútbol", impulsadas por los clubes. Cabe recordar que ya se ha intentado poner en marcha una competición de este tenor hace años pero nunca ha llegado a fraguar.

Puente se ha comprometido a que Valladolid "echará toda la carne en el asador" para "poner a disposición" de esa hipotética liga profesional las instalaciones que puedan precisar para ubicar su sede en la capital vallisoletana.

También ha recordado que firmará "personalmente" una petición, junto a los presidentes de los dos clubes de rugby afectados, para una reunión con el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete.

En definitiva, ha recalcado que los "clubes y la ciudad" trabajarán unidos para que el "atropello" de la final de la Copa "no se convierta en un lastre para el progreso de este deporte", al tiempo que ha destacado la consonancia entre los grupos políticos, pues ninguno ha manifestado discrepancia con la posición del equipo de Gobierno.

Con ello, en el corto plazo, el Ayuntamiento y los clubes, que mantuvieron una reunión este lunes, valoran cómo afrontar la Final de Copa entre el VRAC y el 'Chami', para la cual, ha subrayado, habrá un "despliegue y una fiesta importante" en Valladolid, para que la afición que no se va a poder desplazar a Valencia pueda seguir el partido y "disfrutar de la fiesta del rugby".

Además, se plantean qué hacer en las semifinales y final de la liga, a las que podrían acceder también ambos equipos para intentar que "lo que no se ha podido hacer en la Copa hacerlo en la Liga" y llenar de nuevo el José Zorrilla, lo que a su juicio sería "un mensaje a la federación y también al rugby español", pues entiende que debería m"irarse en el espejo de Valladolid", ya que asegura que ha escuchado declaraciones "un tanto de cierta envidia".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.