García ha subrayado la continuidad, por parte de la Junta, "de apostar por ayudar a los que más lo necesitan, como se ha venido demostrando durante los gobiernos del PSOE", destacando que Andalucía haya sido la primera comunidad autónoma en aprobar su presupuesto.

"Mantenemos la ley de depedencia, que se está sacando adelante a pulmón por parte de la Junta, ya que el Gobierno central del PP, con sus recortes y prioridades, abandona a una gran parte de la ciudadanía", ha lamentado, recordando también la incorporación de nuevas personas a esta ley y la concesión de más prestaciones.

Por su parte, Bustinduy ha dado cifras y ha reiterado que desde mediados del pasado año Andalucía financia el 82 por ciento de las prestaciones de la ley de dependencia, frente al 18 por ciento del PP "y pese a que debía según la ley cofinanciarla a partes iguales con un 50 por ciento".

El presupuesto de la Junta de Andalucía para este año permitirá reconocer a más de 37.600 personas en situación de dependencia con 42.600 prestaciones nuevas, lo que implicará realizar una inversión que superará los 130 millones de euros en 2018.

La parlamentaria andaluza señala que es un compromiso "al que la Junta y Susana Díaz no van a renunciar por muchos baches en el camino que se intenten poner por parte del PP". Además, ha insistido en que es "obligación del Estado, no dejar a estas personas en la cuneta, así lo dejó establecido el Gobierno socialista de Zapatero con la creación de esta ley".

Por último, la socialista ha manifestado que el PP "no cree" en esta ley de dependencia "porque no lo considera rentable". "Pedir rentabilidad a quien no puede moverse ni para salir de una cama o ducharse es el modelo en el que el PP cree, una realidad ante la que los socialistas nos negamos y contra la que seguiremos luchando desde Andalucía y desde Málaga", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.