El diseño de la línea ha tenido en cuenta las demandas de los ciudadanos en cuanto a sus desplazamientos en transporte público. Asimismo, se ha contado con las aportaciones de asociaciones de vecinos y otros colectivos realizadas durante años.

Este nuevo sistema de transporte dará servicio a más de 150.000 personas, localizadas en un radio de 300 metros alrededor de las paradas de la nueva línea, según los datos del censo del año 2007.

La nueva línea dará cobertura a las zonas de Bailén-Miraflores, Centro y litoral oeste. Los nuevos destinos más significativos que servirá de una forma directa, sin escalas ni trasbordos, son los desplazamientos desde la zona de Bailén-Miraflores hacia la Estación María Zambrano y la Estación de Autobuses; la ruta directa desde la zona de litoral oeste con los Hospitales Civil y Materno Infantil; los traslados desde la Avenida Sor Teresa Prat y Carril de la Térmica hasta el estadio La Rosaleda, y los desplazamientos a la playa desde Bailén-Miraflores.

De igual modo, permitirá la conexión directa para todos los ciudadanos de Miraflores con el Centro de Especialidades Médicas, más conocido como CARE, un destino muy solicitado por este distrito.

FUNCIONAMIENTO

El sistema presentado nace de la fusión de las líneas 7 (Miraflores de los Ángeles-Carlinda) y 16 (Misericordia-Térmica). Las paradas son prácticamente las mismas, si bien las del centro de la ciudad se modifican excluyendo el Parque para dotar de mayor frecuencia a la línea, con una parada en la Alameda Principal, según ha informado el Ayuntamiento a través de un comunicado.

Además, han señalado que este cambio además facilita eliminar cabeceras de línea de la Alameda Principal y el Centro de la ciudad. Bajo el punto de vista de los numerales de línea, se ha optado por unificar ambas con el número 'Línea 7', que responde a la normativa de la EMT de simplificar las denominaciones de líneas y unificarlas en los dígitos más bajos.

CAPACIDAD DE TRANSPORTE

Uno de los mayores atractivos de la medida propuesta es la alta capacidad de transporte de viajeros. El sistema tendrá una dotación en conjunto de 13 autobuses entre articulados de 18 metros con 150 plazas y estándar de 12 metros con 96 plazas. A lo largo del año se incorporarán a la línea más autobuses articulados lo que permitirá ofrecen un mayor y mejor servicio.

La frecuencia de paso será de nueve minutos en hora punta durante los días laborables. El horario de servicio se establece entre las 06.15 -primera salida- y las 00.00 horas -última salida-.

Con todo este sistema, la previsión apunta a que esta nueva macrolínea se acercará a los cuatro millones de viajeros al año, convirtiéndose en una de las líneas más potentes de todo el sistema de transporte de la EMT.

Consulta aquí más noticias de Málaga.