En un comunicado, Cano ha explicado que no se trata de "una cadena perpetua, sino un mecanismo para constatar si se ha producido la rehabilitación del autor de un delito muy grave".

En su propuesta, el PP pide al Parlamento guipuzcoano que apoye la prisión permanente revisable que fue incorporada al Código Penal en el 2015, en la reforma que realizó el Gobierno del PP, "como instrumento útil ante delitos gravísimos".

"Cuando hablamos de esta medida legal nos referimos a hechos como asesinatos de menores de dieciséis años o personas especialmente vulnerables, casos graves de genocidio, terrorismo con resultado de muerte o asesinatos que tienen lugar después de cometer el autor un delito contra la libertad sexual de la víctima", ha explicado.

Además, ha indicado que "lo que se pretende es que los autores de los delitos no vuelvan a hacer daño cuando queda claro que no tienen voluntad alguna de reintegrarse en la sociedad".

A su juicio, existía "un gran vacío legal y éramos una isla en Europa, ya que en 2011 Portugal y España eran los únicos países de la Unión Europea que no preveían en sus códigos penales la prisión permanente revisable, al menos para estos supuestos tan abominables, pena que se encontraba absolutamente normalizada desde hacía años en la inmensa mayoría de la Unión Europea".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.