Fotografía
Fotografía GUARDIA CIVIL DE ALMERÍA

Según ha explicado la Comandancia en una nota, los agentes fueron alertados por un posible robo con fuerza después de que el sospechoso, ataviado con un pico, comenzara a golpear los cristales del escaparate.

Fueron las propietarias del establecimiento las que alertaron a los agentes y le explicaron que el hombre, conocido de ellas, había comenzado a golpear el cristal con la herramientas hasta que el pico se partió, momento en el que abandonó el lugar.

Con la información aportada por las perjudicadas, los agentes buscaron al sospechoso por las calles adyacentes hasta encontrarlo en un lugar cercano a los hechos sin que portara ningún tipo de joya u objeto, por lo que se le detuvo por un delito de daños. Las diligencias y el detenido se entregaron en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Berja (Almería).

Consulta aquí más noticias de Almería.