Michael Moore
Michael Moore, en el acto convocado en la previa del discurso del Estado de la Unión. EFE

Mark Ruffalo, Michael Moore y un puñado de estrellas de Hollywood se anticiparon con sus críticas al discurso sobre el Estado de la Unión que el presidente estadounidense, Donald Trump, pronunciará mañana, con un evento alternativo en el que se criticó su "agenda supremacista blanca".

El director de cine Mark Ruffalo presentó el acto en Nueva York, bautizado como "El discurso popular del Estado de la Unión", y definió a la resistencia, el nombre con el que se conoce a los activistas anti Trump, como un "movimiento de decencia".

"Nuestros ojos están bien abiertos, estamos bien despiertos y vamos a fiscalizarnos los unos a los otros, probablemente por primera vez en décadas", exclamó Ruffalo, que pidió "proteger los derechos de todos los estadounidenses, incluidos los dreamers", como se conoce a un colectivo de inmigrantes protegidos de la deportación por un programa cuya vigencia expira en marzo por orden de Trump.

La cofundadora de United We Dream, Cristina Jiménez, acusó a Trump de usar a los 'dreamers' "para impulsar una propuesta supremacista blanca que perseguiría a nuestros padres, a los inmigrantes afroamericanos y a la idea de que las familias deben estar juntas", dijo.

Las asociaciones We Stand United, Move On y Stand Up America organizaron el acto, para el que se vendieron entradas por 47 dólares, y que surgió como crítica al discurso que Trump ofrecerá este martes en Washington.

La principal meta del autodenominado discurso "populista" es trasladar el movimiento anti Trump de las calles a las urnas y conseguir más victorias como la de Alabama, donde el demócrata Doug Jones venció en las elecciones de diciembre al ultraconservador Roy Moore tras más de dos décadas de dominio republicano.

Una de las organizadoras de la Marcha de Mujeres, la colombiana Paola Mendoza, informó de que iniciarán una gira por 10 ciudades de estados en disputa para conseguir registrar un millón de nuevos votantes.

Mendoza recordó que en los últimos comicios presidenciales 14 millones de latinos no acudieron a las urnas. "Catorce millones de votos. Eso no es una ola azul, ¡eso es un tsunami marrón!", exclamó la activista.

"La democracia está siendo atacada"

En la misma línea, el director Michael Moore dijo que aquellos que no votan "no es que no sean empáticos, es que están enfadados; no es que sean ignorantes, sino que han sido ignorados" y afirmó que los ocho millones de votantes de Obama que apoyaron a Trump "solo querían lanzar una bomba al sistema", por lo que consideró que sus votos se pueden "recuperar".

El comediante colombiano John Leguizamo pidió hacer "América grande otra vez", pero "hacerla grande de verdad, no solo para los blancos, los ricos y los hombres".

La actriz Cynthia Nixon, conocida por su papel en Sexo en Nueva York, alertó de que la "democracia está siendo atacada" e instó a "mantenerla y luchar por ella". En una entrevista reciente, Nixon dejó la puerta abierta a disputar las primarias demócratas al actual gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Hace una semana, cuatro legisladores del Partido Demócrata afirmaron que no asistirían al discurso de Trump, después de que el presidente supuestamente calificara como "agujeros de mierda" a países latinoamericanos y africanos.

En esta línea de protesta, las legisladoras de ese partido pidieron a sus compañeros que vistan de negro en solidaridad con las víctimas de acoso sexual.