Así lo ha comunicado la Xunta a través de una nota de prensa en la que ha reiterado su voluntad de seguir dialogando con el objetivo de llegar cuanto antes a un acuerdo, siempre y cuando "este respete la legalidad vigente".

El Gobierno gallego ha recordado que ya se ha llegado a consenso en "varios aspectos de la negociación, que redundan en mejoras tanto para los propios trabajadores como en la prestación de servicios a la ciudadanía. En concreto, se llegó a consenso en tres de los cinco asuntos que estaban sobre la mesa, y ahora queda la principal diferencia en la cuantía salarial.

La Xunta realizó una oferta económica que "iguala al promedio de lso restantes territorios y que mejora las condiciones salariales de los trabajadores con respecto a comunidades como Cataluña, la Rioja, Aragón, Baleares, Murcia, Extremadura, Castilla y León o Castilla la Mancha. Por su parte, las organizaciones sindicales reclaman una subida salarial de 270 euros al mes, esto es, entre el 12 y el 16%, algo "inasumible para las arcas públicas".

Además de los consensos alcanzados y de la oferta económica puesta sobre la mesa, la Xunta también ha ofrecido mejoras adicionales en materia de violencia de género, que se aplicarán con independencia del acuerdo que alcance el comité de huelga.

Estas mejoras, ha indicado la Xunta, pasan por la creación de siete plazas de psicólogo para los servicios de atención a víctimas existentes en las siete grandes ciudades gallegas, el refuerzo de personal en los juzgados de violencia sobre la mujer en aquellos casos en los que sea necesario por su carga de trabajo, y el establecimiento de un complemento lineal por objetivos ligados al trabajo en violencia de género.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.