En un comunicado, Mena, quien asegura no estar notificado del auto dictado por el Juzgado de Instrucción 2 de Huércal-Overa, ha señalado que impuganará la resolución ya que no va "a permitir que una historia política de siete legislaturas con once años de oposición y 14 de gobierno, con capacidad y gestión demostradas, las pretendan empañar con tiques de siete euros o viajes justificados".

Tras apuntar que, una vez cumplida la pena de inhabilitación especial para empleo y cargo público a la que fue condenado por negar información, decidirá "dentro de pocos meses futuro", ha relacionado su procesamiento "con un intento de que no me vuelva a presentar a unas elecciones en Albox".

"Es algo que no está en manos del PP así que explicaré al juez que problemas como el del agua en Albox no se solucionaron con reuniones en Almería o Huércal Overa, sino en Sevilla, Madrid y allí donde fue necesario ir. De hecho, a día de hoy de los grifos de Albox sale agua potable gracias a aquellas gestiones y la empresa que lo gestiona que es francesa y con sede en Madrid, no en Cantoria", ha trasladado.

El exregidor ha asegurado que hay "dos tipos de alcaldes" que pasan por los que "se ponen sueldo y cierran el despacho a las tres y por otros que, aún sin sueldo como es mi caso en el 2013, no tenemos problema en utilizar un mismo viaje para varios fines y establecer contactos, allí donde sea necesario, para poder solucionar problemas de un pueblo o incluso de otros de los alrededores".

"Almería es una mediana ciudad y no puedes desaprovechar cualquier momento o circunstancia para abordar con delegados, diputados, técnicos o cualquier representante institucional los problemas de tu pueblo caminando por calles o paseos", ha afimado.

Por último, y tras remarcar que se sabe "víctima de una persecución política para la que se ha utilizado al sistema judicial como arma arrojadiza desde el PP", ha indicado que está claro "que no hablamos de mordidas del 3 por ciento ni de pizzas del 30 por ciento de modificados". "Eso es sólo cosa del PP por lo que se cuenta en los medios", ha concluido.

El juez ha abierto juicio oral contra Mena, quien tuvo que abandonar el cargo en 2016 para cumplir los dos años y seis meses de inhabilitación especial a los que fue condenado por negar información a la oposición, está procesado por presuntos delitos de prevaricación y continuado de malversación de fondos públicos.

El Ministerio Público interesa en su escrito de calificación provisional 18 meses de cárcel y ocho años de inhabilitación especial para cargo público, además del pago de una multa de ocho meses a razón de 20 euros al día e inhabilitación para el ejercicio del sufragio pasivo durante tres años.

El auto del Juzgado de Instrucción 2 de Huércal Overa requiere a Rogelio Mena para que abone una fianza de 7.481,10 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponérsele con el apercibimiento de que, de no prestarla, se le embargaran bienes en cantidad suficiente para asegurar la suma señalada.

Consulta aquí más noticias de Almería.