Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, este lunes en la presentación de sus presupuestos alternativos.
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, este lunes en la presentación de sus presupuestos alternativos. EFE

Unidos Podemos quiere situar las cuestiones sociales en el centro del debate político, y este lunes presentó sus presupuestos alternativos para el año 2018. Aunque el Gobierno aún no ha remitido su proyecto de Presupuestos Generales del Estado a las Cortes, el grupo morado decidió adelantarse y plantear una propuesta que elevaría la recaudación en 14.805 millones de euros y elevaría el objetivo de déficit del 2,2 al 3%. A cambio, habría 24.555 millones extra para gasto social, con medidas como un plan de renta garantizada, una mejora de la financiación de la dependencia o la gratuidad del material escolar, entre otras medidas.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó durante la presentación del documento [ver en PDF] que esta batería de medidas darían "dignidad" a España. "Hay dos maneras de hacer los Presupuestos Generales del Estado: con las personas dentro o con las personas fuera", resumió el líder del grupo morado. Irene Montero, su portavoz parlamentaria, destacó que a Podemos "no le tiembla" la mano en los ayuntamientos que gobierna para, por ejemplo, impedir los desahucios, y Nacho Álvarez, responsable de Economía del partido, afirmó que "con menos de lo que cuesta rescatar una autopista se paga la dependencia.

Unidos Podemos sostiene que la "incapacidad" del Gobierno para presentar "a tiempo" un proyecto de presupuestos –el artículo 134.3 de la Constitución establece que el Ejecutivo debe presentarlos, como tarde, el 30 de septiembre, con lo que lleva cuatro meses de retraso– demuestra su "falta de liderazgo" y el "agotamiento" de su proyecto. Frente a ello, "España no puede esperar más" y "Unidos Podemos ha decidido tomar la iniciativa" para poner en marcha "cuanto antes" un "nuevo modelo de país" que garantice un crecimiento sobre "bases más sólidas" y que la ciudadanía es "partícipe de los beneficios que se obtengan".

Más impuestos

Unidos Podemos plantea elevar los ingresos públicos del 38,4% que el Gobierno planteó en el plan presupuestario remitido a Bruselas en octubre de 2017 al 39,3%. El aumento de nuevo décimas se traduciría en casi 11.500 millones de euros extra "de manera directa" y en "unos 3.300 millones de euros indirectamente, gracias al efecto expansivo derivado al aumento del gasto público", siempre según los cálculos del grupo morado. En total, 14.805 millones más, de los que 8.145 corresponderían a la Seguridad Social, 5.995 a la administración central, 400 a las comunidades autónomas y 265 a las corporaciones locales.

Así, se recaudarían 1.650 millones de euros extra gracias a la fiscalidad verde, 1.000 millones con un impuesto de solidaridad a las grandes fortunas, otros 1.000 millones con un recargo sobre los beneficios de la banca, 700 mediante la eliminación de desgravaciones a los grandes grupos empresariales en el Impuesto de Sociedades, 600 con el incremento de la tributación de los rendimientos del capital mobiliario en el IRPF, 550 con un impuesto a las transacciones financieras, 350 eliminando las SICAV y 170 eliminando las deducciones de los planes de pensiones privados en la declaración de la renta.

La Seguridad Social, por su parte, ingresaría 7.250 millones de euros extra con el destope de las cotizaciones y otros 1.700 con la eliminación de bonificaciones. A esa recaudación habría que restar 2.220 millones que se dejarían de ingresar por la instauración de la cuota progresiva para los autónomos, de acuerdo con los cálculos de Unidos Podemos.

Más déficit

El incremento de la recaudación y los nuevos impuestos, sin embargo, serían insuficientes para reducir el déficit. Unidos Podemos considera que no tiene sentido reducir el déficit del 3,1% al 2,2% en 2018, y que "los objetivos de déficit excesivo impuestos por Bruselas son contraproducentes e ineficientes", pues "han prolongado la recesión" y han "contribuido a incrementar las desigualdades". Por eso apunta en el documento que "una nueva reducción del déficit es innecesaria" e "incompatible" con las políticas públicas que necesita España.

Esas políticas irían destinadas a afrontar los grandes retos estructurales que a juicio de Podemos, IU, Equo y sus confluencias tiene la economía española. A saber, la creación de empleo basada en el modelo de precariedad y bajos salarios, los "muy elevados" niveles de desigualdad, y el hecho de que sean los sectores "con una productividad más baja", como el comercio, el transporte, la hostelería y el turismo los que están tirando de la economía.

Plan de choque social

A cambio del incremento de los impuestos y el déficit, Unidos Podemos plantea poner en marcha un amplio paquete de medidas de corte social que sumarían más de 24.000 millones de euros. Las 15 que supondrían un mayor aumento del gasto son estas:

  • Plan de Renta Garantizada (3.100 millones de euros). Unidos Podemos plantea introducir una prestación para las personas con rentas inferiores al umbral de la pobreza. En una primera fase, el plan cubriría a las "personas y familias en situación de mayor necesidad, particularmente a aquellas con hijos y dependientes a su cargo".
  • Escuelas infantiles de 0 a 3 años gratuitas (3.000 millones de euros). Las cuentas del grupo morado apuestan por garantizar, en el plazo de dos años, el acceso gratuito a la educación de los 0 a 3 años para todos los niños, mediante subvenciones a las familias y mediante una red de escuelas públicas.
  • Incremento de la financiación de la ley de dependencia (2.500 millones de euros). El objetivo es poner fin a la situación de 320.000 personas que, según Unidos Podemos, "tienen ayudas reconocidas por las Administración que, sin embargo, no reciben".
  • Revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC (2.200 millones de euros). Al tiempo, se eliminaría el actual índice de revalorización, con el que las pensiones únicamente crecen al 0,25% anual en los últimos ejercicios.
  • Plan Nacional del Eficiencia Energética (1.300 millones de euros). Se trata de un plan de ayudas a la rehabilitación de viviendas, con especial énfasis en la rehabilitación energética.
  • Impulso de la digitalización de la economía (1.240 millones de euros). Unidos Podemos plantea incrementar las inversiones en infraestructuras e redes que favorezcan la digitalización del tejido productivo.
  • Plan de empleo para jóvenes (1.100 millones de euros). El objetivo es favorecer la inserción laboral de los jóvenes y facilitar el retorno de los emigrados a otros países.
  • Plan de rescate de la Ciencia y la I+D+I (1.100 millones de euros). Los presupuestos alternativos plantean aumentar la inversión en estas materias y estimular el retorno de los científicos emigrados.
  • Plan de erradicación de las violencias machistas (1.050 millones de euros). Unidos Podemos plantea poner en marcha de forma "inmediata" las medidas aprobadas en el pacto de Estado contra la violencia de género.
  • Gratuidad del materia escolar (950 millones de euros). La medida beneficiaría a todas las familias, con independencia del nivel de renta, y se aplicación en la educación primaria y la secundaria obligatoria (hasta los 16 años).
  • Plan contra el empleo público precaria y oferta de 20.000 nuevas plazas (800 millones de euros). Se eliminaría la tasa de reposición y se habilitarían nuevas plazas para "cubrir el déficit de personal" provocado por los recortes de los últimos años.
  • Plan de alquiler de vivienda a precios sociales (700 millones de euros). Aprobación de una ley de vivienda para incrementar al disponibilidad del alquiler asequible o social, con el objetivo de captar para el alquiler social 120.000 viviendas de grandes tenedores (propietarios de más de 10 viviendas) que lleven al menos dos años cerradas y que se cederían a cambio de una compensación a los propietarios.
  • Igualación progresiva de los permisos de paternidad y maternidad (400 millones de euros). Los permisos serían intransferibles.
  • Plan nacional de movilidad eléctrica y transporte público (310 millones). Ayudas para la compra de vehículos eléctricos o híbridos, cuya cuantía vendría determinada por la renta del comprados o la antigüedad y las emisiones del vehículo al que sustituya, entre otros criterios.
  • Apoyo al desarrollo rural y a la agricultura, ganadería y pesca social y sostenible (250 millones). Unidos Podemos pide poner en marcha distintos planes de apoyo a estos sectores.