Según reza en el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, también el fiscal le solicita el pago de una multa de 3.650 euros al primero, con una cuota diaria de diez euros durante un año, y de otra a ambos agentes de 2.700 euros, a razón de una cuota diaria de diez euros durante nueve meses.

El fiscal señala en su escrito que el acusado D M R, mayor de edad y sin antecedentes penales, en su condición de agente de Policía Local de Huelva, el 14 de octubre de 2010, a sabiendas de su falsedad y por razones de enemistad con un hombre, sabedor de que a éste se le había condenado a la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores, y por motivos espúreos, confeccionó un atestado de Policía.

En el mismo, hacía constar que el día 13 de agosto de ese año, a las 23,45 horas cuando patrullaba por esta ciudad con su compañero, vio a este hombre conduciendo una motocicleta y que éste, al percatarse de la presencia policial, huyó a gran velocidad por la Plaza Juan Pablo II, circulando en sentido contrario, saltándose un semáforo en fase roja en la Avenida de Galaroza, obligando a varios usuarios de la vía a frenar bruscamente para evitar la colisión e invadiendo el sentido contrario en la Avenida Pablo Ruiz Picasso.

Dicho "mendaz" atestado policial, tan sólo firmado por el acusado D.M.R., fue remitido el 15 de octubre de 2010 al Juzgado de Instrucción número 1 de esta capital, que incoó diligencias previas, las que se transformaron en procedimiento abreviado, celebrándose el 29 de mayo el acto del plenario, en el que tanto D.M.R., como su compañero, plenamente conscientes ambos de la falsedad de sus declaraciones, mantuvieron la versión sobre los inexistentes hechos, plasmada en el atestado.

El mismo día de la celebración del juicio se dictó sentencia absolviendo a este hombre de los delitos de conducción temeraria y sin permiso de los que venía siendo acusado.

Consulta aquí más noticias de Huelva.