Alimentos.Comida. Alimentación. Fruta. Verdura.Supermercado.IPC.Cesta compra.
Alimentos.Comida. Alimentación. Fruta. Verdura.Supermercado.IPC.Cesta compra. CEDIDA

En concreto, de acuerdo con los datos del estudio, el gasto en verduras y frutas de los cántabros se situó en 2016 en los 283 euros por habitante al año frente a los 352 al que ascendía en 2011.

El consumo también descendió, en este periodo, en un 25 por ciento, hasta quedar en los 192 kilos por habitante, el segundo más elevado del país, solo por detrás de La Rioja (-30%).

En cuanto a los lácteos, el gasto en estos años ha descendido también en un 10 por ciento, quedando en 177 euros, la tercera mayor caída del país. Solo Baleares y en Murcia, donde cayó un 15% y un 12% respectivamente, se dio una mayor disminución.

En cuanto a la leche líquida, el gasto cayó un 12%, hasta los 58 euros -la tercera mayor caída de España- y el consumo un 18%, hasta los 71 litros por persona.

Por último, en el caso del pan y la bollería, el gasto bajó entre 2011 y 2016 en un 11 por ciento, quedando en 106 euros, mientras que el consumo también cayó, en este caso en un 13 por ciento, hasta los 39 kilos por habitante.

DATOS NACIONALES.

A nivel nacional, los españoles gastaron un 9 por ciento menos en productos de pan y bollería en el periodo 2011-2016, mientras que crece en un 2 por ciento la inversión en fruta y verdura.

En concreto, a excepción de Galicia, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Castilla-León con incrementos del 5%, 5%, 2%, 2% y 1%, respectivamente, y teniendo en cuenta que Baleares está en el 0%, el resto de regiones ha caído en este intervalo, desde el 3% de Navarra hasta el 15% de La Rioja, el 16% de Extremadura o el 17% del País Vasco.

Galicia, Navarra, Asturias y Castilla-León han gastado por encima de 130 euros, concretamente 137 euros, 134 euros, 133 euros y 131 euros, mientras que en el lado opuesto figuran Madrid con 92 euros, Baleares con 91 euros y Canarias con 86 euros.

De esta forma, España, con 96 euros, es junto a China (16%), el país del mundo donde menos se gasta por habitante en pan y bollería, mientras que Bélgica (230 euros), Alemania (179 euros) y Holanda (169 euros) son los que más invierten en estos productos.

El informe muestra que crece con fuerza el gasto en fruta y verdura y ligeramente el gasto en lácteos, mientras que cae el de la leche líquida, al igual que el gasto en pan y bollería.

España en su conjunto cuenta con una variación positiva del 2% en gasto de frutas y verduras. Esta tendencia se debe a que hábitos alimentarios más saludables y la gran distribución de fruta de importación fuera de su temporada que eleva el coste medio de compra, lo mismo sucede con la oferta de productos de agricultura ecológica.

Los españoles que más gastan en frutas y verduras son los vascos, catalanes, aragoneses y asturianos con 361 euros, 355 euros, 353 euros y 346 euros por habitante, mientras que los que menos son en Andalucía, La Rioja, Extremadura y Castilla-La Mancha con 262 euros, 262 euros, 259 euros y 243 euros por habitante, respectivamente.

Las comunidades en las que más ha aumentado el gasto en frutas y verduras son Asturias con más del 11%, seguida de Canarias, Galicia, Navarra y Murcia con 8%, 4%, 3% y 1% y las bajadas más importantes han sido La Rioja, Cantabria y Castilla y León con descensos del 21%, 19% y 18%, respectivamente.

Los habitantes de las comunidades autónomas cuyo gasto por habitante en productos lácteos están por encima de 200 euros son Asturias y Canarias con 230 euros y 210 euros, respecetivamente. Los mayores crecimientos se producen en Castilla-La Mancha (5%), Canarias (4%), Asturias (4%), Galicia (2%), Aragón (1%) y Extremadura (1%). El resto de comunidades ha descendido en el gasto de lácteos por habitante siendo los más acusados Cantabria, Murcia y Baleares con descensos del 10%, 12% y 15%, respectivamente.

Entre 2011 y 2016, España cuenta con una variación negativa del 1%, en gasto de leche, una tendencia que se debe a la aparición de dietas veganas y vegetarianas que restringen el consumo de lácteos y conllevan la irrupción de leches vegetales (soja, almendra, coco, arroz) o del tofu y productos similares.

Sin embargo, los asturianos y los castellano-leoneses son los que más gastan por habitante en leche líquida, en concreto, unos 72 euros, mientras que los que menos invierten son murcianos, andaluces, catalanes y de Baleares con 49 euros, 48 euros, 47 euros y 44 euros, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.