Ernesto Sevilla Joaquín Reyes Premios Goya
Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, los presentadores de la gala de los Premios Goya 2018 EMILIO NARANJO / EFE

No harán sus ya clásicas imitaciones de famosos, porque "eso sería lo fácil", pero por lo demás Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla prometen ser fieles a su "sofisticado humor manchego" en la próxima edición de los premios Goya, en la que también se apuntarán "al carro del feminismo".

Los dos miembros de Muchachada Nui tomarán el relevo a Dani Rovira como maestros de ceremonias en la 32ª edición de los premios de la Academia de Cine, que se celebrará el próximo sábado, 3 de febrero, en el Hotel Marriot Auditórium de Madrid.

"Este año la mujer tiene mucho protagonismo, lamentablemente en algunos casos como los abusos, por lo que habrá mucha presencia femenina en la gala; es una inquietud que nos ha trasladado la Academia y será uno de los temas de los monólogos", ha señalado Reyes hoy en rueda de prensa.

Más allá del feminismo, la pareja no tiene previsto mojarse mucho con cuestiones políticas. "No vamos a ser especialmente críticos con nada. Seremos fieles a nuestro humor, y nuestro humor nunca ha sido crítico: somos más bien abstractos, surrealistas", ha indicado Sevilla.

"Si va a haber crítica, será por carambola", ha precisado Reyes, en su característico tono de humor, del que ambos han hecho gala durante toda la rueda de prensa, para luego añadir: "La política ha saturado a la gente. Se debe hablar de otras cosas, de películas maravillosas como Verano 1993 o La librería, dirigidas por mujeres: nos gustaría que hubiera más".

"Un oficio de valientes e inconscientes"

La actriz Nora Navas, vicepresidenta segunda de la Academia, ha sido la encargada de hacer las presentaciones, dado que Yvonne Blake, la presidenta, sigue de baja a causa del ictus que sufrió a comienzos de enero y que le imposibilitará asistir a la gala.

Serán Navas y el director Mariano Barroso, vicepresidente primero, quienes asumirán la lectura del tradicional discurso en el que la Academia repasa lo que ha sido el año para el sector del cine.

"Presentar la gala es todo un desafío, es un oficio de valientes, como ellos son, y también un poco inconscientes", ha señalado Novas, que ha recordado que Reyes y Sevilla ya han participado en tres ocasiones en las galas como miembros de Muchachada Nui.

"Nos hace mucha ilusión Yo ya me había postulado, es mi gran sueño, y además nos complementamos bien: uno hace las bromas finas y el otro las gruesas", ha comentado Reyes. "Además, nos encanta el cine y las galas como género. Las vemos siempre y las comentamos".

Ambos, que saltaron a la fama con programas como La hora chanante y Muchachada Nui y series como Museo Coconut, también tienen experiencia en la gran pantalla.

Reyes ha participado en películas como Spanish movie y Promoción fantasma, Tensión sexual no resuelta o Cuerpo de élite; mientras que Sevilla ha aparecido en Pagafantas, Campamento Flipy, Torrente 4, o Embarazados.

Acortar la gala

Preguntados si habrá números musicales, que a menudo han sido objeto de polémica, no han querido aclarar nada: "Habrá cien o ninguno", han dicho. A lo que sí recurrirán es a los sketches, su formato preferido.

También intentarán que la gala sea más corta y han hablado de algo más de dos horas y media. "Al que se alargue en los discursos se le saca una manguera a presión y se le masacra", ha bromeado Reyes.

La pareja de cómicos ha asegurado que Dani Rovira, que ha ejercicio de presentador durante las últimas ediciones, les ha dado algún consejo más para "la posgala" que para la gala en sí, en referencia a las críticas que recibió en Twitter hace un par de años.

"Nos ha dicho que evitemos el disgusto de la lectura masiva de comentarios", ha indicado Reyes. "Yo no lo leo las redes sociales, así que estoy blindado", ha precisado, mientras Sevilla ha confiado en que las bromas que han preparado estarán bien y gustarán a la gente.

Este año las nominaciones a los Goya están lideradas por el filme vasco Handia, de Jon Garaño y Aitor Arregui, con 13 nominaciones, seguido por La librería, con 12, y El autor, de Manuel Martín Cuenca, con nueve.

Estos tres filmes se disputarán el Goya a mejor película, junto con Verano 1993, de Carla Simón, y Verónica, de Paco Plaza, que tienen ocho y siete nominaciones, respectivamente. Todos ellos aspiran además a la mejor dirección, salvo Simón, que compite por la dirección novel.