La Oficina de Intermediación Hipotecaria y de Emergencia Habitacional del Gobierno de Cantabria ha gestionado desde su puesta en funcionamiento en enero de 2016 un total de 296 casos que se encontraban dentro de las situaciones de intermediación hipotecaria y/o emergencia habitacional que establece la Ley, aunque han sido más de 650 los casos atendidos y orientados en base a la situación particular de cada demandante.

Del total de casos atendidos, 87 se han resuelto favorablemente mediante acuerdo. Concretamente, 35 han sido acometidas con entidades financieras, mientras que los 52 restantes lo han hecho con otro tipo de acreedor, según los datos facilitados este lunes por el Gobierno regional.

Asimismo, de los 296 casos gestionados, 124 han requerido del Servicio de Intermediación Hipotecaria, bien porque los afectados se encontraban inmersos en procedimientos de ejecución hipotecaria o porque necesitaban renegociar con la entidad financiera las condiciones del préstamo hipotecario; 85 han sido tratados por impago de las cuotas de alquiler de vivienda, y se han presentado un total de 87 solicitudes de vivienda en régimen de alquiler social.

En este sentido, se han llevado a cabo 69 contratos de arrendamiento, siendo 19 ordinarios y 50 en régimen de alquiler social, además de prorrogarse 28 contratos; 26 en alquiler social y 2 de alquiler ordinario.

INFORMACIÓN Y FUNCIONAMIENTO

La Oficina de Intermediación Hipotecaria y de Emergencia Habitacional ofrece un servicio público, gratuito y extrajudicial, habilitado por el Gobierno regional para atender aquellas situaciones de emergencia habitacional que se presenten en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Sus servicios van destinados a personas que carezcan de recursos suficientes para hacer frente al pago de sus deudas y hayan sido expulsadas de su vivienda o se encuentran en riesgo inminente de serlo, en virtud de una orden judicial o venta extrajudicial.

Igualmente se dirigen a personas que estén habitando en infraviviendas o en inmuebles no destinados a vivienda o que carezcan de cédula de habitabilidad y no reúnan las condiciones mínimas para su obtención o, bien, que hayan perdido su vivienda por circunstancias anormales sobrevenidas e involuntarias, tales como incendios no intencionados, declaración de ruina inminente, o fenómenos naturales o meteorológicos adversos.

Para ser destinatario de los servicios de la misma, la persona afectada debe tener el domicilio fiscal en Cantabria y carecer de otra vivienda en propiedad o con derecho de uso.

La Oficina ofrece un servicio de intermediación con las entidades bancarias en los procedimientos de ejecución hipotecaria, junto con la oferta de una solución para aquellas personas que se encuentren en situación de emergencia en relación con su vivienda y, finalmente, orientación, asesoramiento y soporte en la tramitación de las ayudas previstas en el Fondo de Emergencia Habitacional del Gobierno regional.

El horario de atención es de lunes a viernes en la calle Juan de Herrera 2-4, 5ª planta, de Santander y es preciso solicitar cita previa en los números de teléfono 942 31 89 32 y 942 31 89 80.

Los interesados también pueden dirigirse a través de internet en emergenciahabitacional@gesvican.es y encontrar toda la información en www.emergenciahabitacionalcantabria.gesvican.es.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.