"No sabemos cuáles serán las profesiones del futuro; por eso es importante formar ciudadanos responsables con sus derechos y deberes y críticos", y por eso "nunca se podrá sustituir el papel del maestro", de modo que "esta profesión tiene una larga vida".

Así lo dicho el consejero durante su intervención en el acto con motivo del Día del Docente 2018 que ha acogido el Parlamento de Cantabria, en el que se ha rendido homenaje a la profesión y especialmente a los 230 profesores que se han jubilado este año.

La conferencia central ha corrido a cargo del arquitecto, dibujante, humorista y escrito, José María Pérez 'Peridis', quien ha coincidido con el consejero en la necesidad de afrontar una nueva escuela y de enfrentarse al futuro sin desaliento, "levantándonos una y otra vez; intentándolo, porque el mayor fracaso es no intentarlo".

Fernández Mañanes ha reconocido que en Cantabria se ha "avanzado mucho" en educación en las últimas décadas y ahora está "bien situada", pero ha insistido en que "tenemos que reinventarnos para conectar con los alumnos".

Ha remarcado que la "finalidad" de la educación es lograr que los estudiantes "vivan bien". "Hay que enseñarles a vivir bien, a que sean dueños de su destino, libres y felices y que lo compartan con los demás", ha dicho.

En este sentido, ha reivindicado que "tenemos que elegir qué escuela queremos para el futuro", si, como en el caso de Cantabria, "inclusiva, imbricada en la sociedad, transmisora o transformadora; y si replicante de un temario o que vaya más allá".

También ha asegurado que ahora "estamos en condiciones de dar una respuesta" a la demanda social de establecer un pacto educativo estable que "blinde para cuando vengan mal dadas" las inversiones en educación, innovación y desarrollo, de modo que el Gobierno de turno no "tenga la tentación" de reducirlas porque son esenciales si España "no quiere perder el tren" del futuro.

Además, el consejero ha "cogido el guante" que le ha lanzado Peridis de una "humilde reforma educativa" a través de un proyecto pionero en el que participarían tres escuelas de Cantabria.

El arquitecto, impulsor de las lanzaderas de empleo, ha explicado que se contaría con participación de profesores, padres y sindicatos de cara la creación de una "escuela integral", vinculada con la sociedad, en la que voluntarios -como jubilados- aportarían "su experiencia, corazón y el saber de toda la vida".

"¿Cómo pueden jubilar una sociedad a estos profesores tan jóvenes y con tanto talento", se ha preguntado Peridis en este sentido, tras visionar un vídeo de testimonios de los docentes que cesan en su profesión.

Su proyecto trata, ha explicado, de iniciar "desde abajo" una experiencia "sin grandes pretensiones" pero que pretende hacer las cosas "de otra manera" porque "cada época se tiene que mover tanto como su horizonte". "Cuando se sale a la galaxia no se puede andar con ruedas de madera", ha puesto como ejemplo.

El dibujante ha repasado su relación con la docencia, primero como alumno y después en las escuelas taller y lanzaderas de empleo, proyectos de éxito para desempleados que, ha explicado, parten de la máxima de que "somos lo que hacemos". "La base es hacerlo con el corazón, con la sociedad y con calidad", ha resumido.

"Hemos recogido lo que sembramos de las escuelas taller y las lanzaderas de empleo son la siguiente generación de semillas", ha asegurado en relación a estas últimas, que se diferencian de las primeras en que son "proyectos transformadores" en sentido integral, desde los participantes hasta la sociedad.

Respecto a la "escuela de hoy", tiene que seguir formando seres humanos, "con valores" y que "sean felices a través de sus trabajos", ha sostenido, al tiempo que ha reconocido que los trabajos del futuro "hay que inventarlos".

"La escuela ha valido para llegar hasta aquí pero el futuro hay que inventarlo cada día", ha apostillado.

Peridis ha reclamado la importancia de los oficios frente a los "títulos" y ha denunciado la "frustración" que origina la sobrecualificación, apostado por superar la diferencia entre la enseñanza profesional y la "intelectual". Y es que, en su opinión, "estamos en contra de la evolución humana" que comenzó con el 'homo habilis'.

En es este sentido donde reclama una escuela "diferente", que sea "útil a la sociedad y que la sociedad entre en la escuela", abriéndose al voluntariado, con una visión transversal y global. "Hay que aprender a aprender; aprender a buscar". "Estamos en una sociedad colaborativa; empecemos por el aula, porque la sociedad tiene que entrar en la escuela", ha instado.

ACTO Y TESTIMONIOS

El acto del Día del Docente 2018, que se ha celebrado en el Patio Central de la Cámara regional repleto de docentes y con representantes parlamentarios y de los grupos políticos, ha comenzado con el saludo de su presidenta, Dolores Gorostiaga, quien ha destacado que la vida de los maestros es "especial" por la "responsabilidad" que implica su profesión de inculcar valores y principios a los niños.

Posteriormente ha intervenido la directora general de Innovación y Centros Educativos, Isabel Fernández, que, complementando la idea de Gorostiaga, ha señalado que "detrás de cada persona hay muchos profesores que le han marcado".

Tras la actuación del premio extraordinario de Enseñanzas Profesionales de Música en Violín, Matías Llona, y del profesor del Conservatorio Jesús de Monasterio, Anselmo Bustamante, que también han clausurado el acto, se ha proyectado el vídeo 'Testimonio' de reconocimiento a docentes jubilados, algunos de cuyos protagonistas han recogido, acto seguido, los obsequios de la Consejería por su jubilación, que incluían los libros 'Vidas maestras 2017' y 'Educación Primaria en Cantabria. 1923-1936', así como un bolígrafo diseñado por alumnos de la Escuela de Arte de Reocín.

En el vídeo, que se puede ver en la página web del Parlamento, los docentes repasan momentos de su vidas y comparten su filosofía. "Los alumnos han cambiado mucho: ahora es mucho más difícil despertar su mente y su corazón", reflexiona una profesora, mientras que para otro docente los estudiantes son "una fuente de satisfacciones casi permanente".

"La profesión de magisterio es la más importante porque están relacionándote con lo más importante: la infancia", sostiene uno de los profesores, mientras otro advierte que "un país con alto nivel de educación saldrá adelante". "Educándoles despertamos cómo pensar para que sean cada vez más felices", concluye una maestra.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.