En su escrito, el Ministerio Fiscal sostiene que el 17 de mayo de 2017 a partir de las 22.00 horas, el acusado mantuvo contacto telefónico a través de WhatsApp con la menor, de 12 años. Ella le llamó interesada por un teléfono Iphone 7 que el acusado vendía por 120 euros en una página de Internet

El hombre, que en todo momento supo que la menor llamaba por el teléfono móvil en venta, inició la conversación con ella diciéndole que el precio había subido pero se lo podía dejar al anunciado a cambio de un favor, según relata el fiscal.

En el transcurso de la conversación, y pese a repetirle la menor el propósito de la llamada y que tenía 12 años, el acusado aprovechó para mantener con ella una conversación de contenido sexual, instándola a hablar de sexo, llegando a decirle que le mandaría no uno sino dos teléfonos a cambio de hablar por ese medio y llevar a cabo prácticas de masturbación juntos. Le pidió también que le

enviara una foto e insistió en que la menor le dijera qué mas le podía dar de porno para enviárselo, siempre según el escrito de acusación del Ministerio Público.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abuso sexual a menor de 16 años y solicita que se condene al acusado a un año y medio de prisión. También solicita el pago de una indemnización a la niña de 400 euros por daños morales.

Consulta aquí más noticias de Asturias.