El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante su discurso en la Universidad de Copenhague.
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante su discurso en la Universidad de Copenhague. EFE

El candidato de Junts per Catalunya (JxCat) a ser investido presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido este lunes amparo al presidente del Parlament, Roger Torrent, para poder someterse al pleno de investidura convocado para este martes.

En un escrito dirigido a Torrent, Puigdemont señala que dadas las "actuaciones judiciales y gubernamentales del Estado encaminadas a obstaculizar el ejercicio" de su "mandato como diputado y como candidato a la Presidencia de la Generalitat, y particularmente a impedir que pueda asistir al pleno de investidura" de mañana, ha decidido pedirle "amparo" y que "adopte las medidas necesarias para salvaguardar los derechos y prerrogativas del Parlament".

Reclama "inmunidad"

En el texto, el candidato a la Presidencia de la Generalitat sostiene que, de acuerdo con el reglamento del Parlament y del Estatut, tiene "el derecho a asistir a los debates y a las votaciones del pleno" y goza de "inmunidad con el efecto concreto de que no puede ser detenido si no es en caso de delito flagrante".

El escrito dirigido a Torrent se ha dado a conocer en paralelo a una reunión que celebra el grupo parlamentario de JxCat en el Parlament a puerta cerrada, en la que se han oído aplausos después de que interviniera Puigdemont, huido de la justicia española en Bruselas, a través de videoconferencia.

Un encuentro que tiene lugar en la víspera del debate de investidura convocado, de momento, para mañana por la tarde, aunque planea la incógnita de si se podrá celebrar.

Puigdemont, en Bélgica

Este interrogante lo podría resolver Torrent mañana por la mañana después de la reunión de la Mesa, aunque todo dependerá de cómo evolucionen los acontecimientos y de si Puigdemont decide regresar o no de Bélgica.

El Tribunal Constitucional exigió a Puigdemont un permiso del Tribunal Supremo para su investidura, pero el abogado del expresidente catalán, Jaume Alonso-Cuevillas, se ha inclinado hoy por no pedirlo, sin descartar que el candidato a la Presidencia de la Generalitat se presente mañana en el Parlament.