La sentencia recoge que el personal sanitario no supo diagnosticar a tiempo una peritonitis. El fallecido había acudido en un primer momento al médico de familia y posteriormente fue por el servicio de urgencias, confundiendo el personal su sintomatología con la patología normal de un alcohólico y su síndrome de abstinencia.

Este es un fallo firme, después de que la sentencia del TSJC estimara el recurso de apelación interpuesto por la familia del fallecido contra la resolución del Juzgado que había desestimado la reclamación.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.