El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 5.00 horas del 13 de agosto de 2016, el procesado se encontraba en la calle Jesús de Oviedo, en el exterior de la discoteca Living, cuando, entre terceras personas ajenas a él, surgió una discusión por la sustracción de un bolso en el interior del local, cuya autoría se atribuía a la víctima, sin que el procesado tuviera nada que ver ni en la sustracción ni en la discusión.

Según informa Fiscalía en nota de prensa este lunes, esta discusión degeneró en pelea, en la que, por un lado, participaban el herido y unos familiares y, por otro, personas que habían salido al exterior de la discoteca, pelea a la que se incorporó el procesado.

En el curso de la pelea, el procesado, al observar que la víctima se alejaba del lugar, lo persiguió hasta la calle Fruela, donde le dio alcance, le tiró al suelo y, al tiempo que le decía "ahora sí que te vas a enterar", le apuñaló tres veces con una navaja que llevaba. A continuación se dio a la fuga sin atenderle.

La intervención de la Policía, que se personó inmediatamente en el lugar, permitió que la víctima fuera trasladada y atendida inmediatamente por los servicios sanitarios y trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Según informe forense, la víctima sufrió lesiones que afectaron a centros vitales afectados, fue vital la atención médica inmediata y el traslado al centro hospitalario, pues, de no haberse realizado la intervención, habría fallecido en minutos, como máximo en una hora.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa y solicita que se condene al procesado a 8 años de prisión y la prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro en el que se encontrara, a menos de 500 metros, durante diez años, y de comunicarse con él por cualquier medio de comunicación durante 10 años.

Consulta aquí más noticias de Asturias.