Agentes de la Policía Local de Gijón han detenido a un joven,

A.S.S., de 29 años y vecino de esta localidad, acusado de dos supuestos delitos contra la seguridad del tráfico -uno por conducirbajo influencia de alcohol y drogas y otro por negarse a someterse a las pruebas pertinentes- y otro de robo/hurto de uso de vehículo.

Según una nota de prensa del Ayuntamiento de Gijón, el arresto se produjo sobre las 4.00 horas en la calle Japón. Supuestamente, el joven acababa de sustraer el vehículo de la nave de una empresa de vehículos, y tras circular a gran velocidad y haciendo grandes trompos según algunos testigos, terminó saliéndose de la vía y colisionando con otros cuatro coches que estaban estacionados, produciéndoles grandes daños.

El detenido, que se negó a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, portaba, en el interior del vehículo, la cizalla con la que presuntamente habría cortado la cadena que cerraba la nave de donde sustrajo el vehículo, hecho que pudo ser posteriormente comprobado por la Policía Local.

TRIPLICABA LA TASA DE ALCOHOL

Por otro lado, la Policía Local también ha detenido, sobre las 2.00 horas en la calle Magnus Blikstad, un conductor que fue sorprendido por los agentes dando bandazos de lado a lado de la vía, llegando a invadir el carril bici.

El conductor, D.A.C., de 41 años de edad y vecino de Gijón, fue inmediatamente detenido por un supuesto delito contra la seguridad vial. Posteriormente, y tras resistirse "violentamente" a la detención, produjo daños en las instalaciones de la Jefatura de Policía. En las pruebas de alcoholemia, triplicaba la tasa máxima permitida.

Asimismo, sobre las 20.00 horas del pasado domingo, fue detenido un hombre de 69 años,

J.L.D.M., vecino de Gijón, por circular por la avenida del Llano con todo su saldo de puntos retirado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.