Coincheck
Sede de Coincheck en Tokio (Japón). CHRISTOPHER JUE/EFE

El valor del bitcoin y de la mayoría de las principales criptomonedas se recuperó este lunes en los mercados nipones, tras las fuertes caídas que sufrieron a raíz del hackeo el pasado viernes contra la casa de cambio japonesa Coincheck.

El bitcóin se cotizaba en 1,250 millones de yenes (9.253 euros) a las 15.00 hora local (6.00 GMT) en Coincheck, lo que supone un 2,13 por ciento menos intradía, aunque este precio está por encima del que tenía antes de que el pasado viernes se conociera el ciberataque contra la segunda mayor casa de cambio del país.

La más conocida de las criptomonedas llegó a perder un 11,4 por ciento esa jornada en los mercados nipones conforme salían a la luz informaciones sobre el hackeo contra Coincheck y la pérdida de 523 millones de unidades de la divisa virtual NEM, cuyo valor total ascendía a 58.000 millones de yenes (430 millones de euros).

El ciberataque, que ha dado lugar a la desaparición más cuantiosa de una criptomoneda hasta la fecha, desató el temor en los mercados de estas divisas, aunque el impacto fue asimiliado durante el fin de semana, sobre todo cuando Coincheck anunció el domingo que reembolsaría las pérdidas en yenes a los 260.000 afectados.

Otras de las principales criptomonedas, como Ethereum, sufrieron una evolución paralela al bitcóin, mientras que NEM, la afectada por el ataque, se cotizaba hoy en 103,77 yenes en Coincheck (0,76 euros), un nivel también comparable al que tenía antes del hackeo.

Se han suspendido las transacciones realizadas con yenes

Las autoridades niponas ordenaron este lunes a Coincheck que tome medidas para mejorar su seguridad y para aclarar el caso, que también ha llevado al operador nipón a suspender todas las transacciones realizadas con yenes hasta nuevo aviso.

La entidad con sede en el barrio tokiota de Shibuya anunció que recurrirá a sus propios fondos para reembolsar dichas pérdidas, aunque aún no ha fijado una fecha para abonar las cantidades a los afectados por esta "transacción ilícita", según dijo en un comunicado en la víspera.

Japón también fue escenario en 2014 del escándalo de Mt.Gox, en su día la mayor casa de cambio de criptomonedas, que quebró tras la desaparición de 850.000 unidades de bitcóin que entonces tenían un valor estimado en unos 48.000 millones de yenes (368 millones de euros).