Visita de Julián Moreno a la residencia de mayores de Cazalla
Visita de Julián Moreno a la residencia de mayores de Cazalla PARTICIPA SEVILLA

Desde noviembre de 2015, según recuerda Participa en un comunicado, la residencia de ancianos de Cazalla permanece sin residentes en sus instalaciones, con el consiguiente perjuicio ocasionado a los vecinos de esta localidad y los demás pueblos de la Sierra Norte de Sevilla.

Se trata de un servicio que la Diputación ha venido gestionando en Cazalla durante más de 40 años, concretamente desde enero de 1972, "sin que a la ciudadanía se le trasladara la más mínima información al respecto sobre las causas que motivaron el traslado de los mayores".

En el edificio se mantienen 13 trabajadores dependientes de la Diputación, los cuales hasta el día de hoy están soportando una situación de "semiabandono", pues la actividad se reduce a elaborar diariamente una veintena de comidas (almuerzo y cena) que recogen de dicho centro familiares o asistentes de personas dependientes que se encuentran en su respectivo domicilio o con escasos recursos económicos.

A partir del cese del servicio, el Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra, ocasionalmente, viene trasladando a la opinión pública que el edificio no cumple las condiciones técnicas y arquitectónicas que requiere la Junta de Andalucía para el funcionamiento de este tipo de centros, con fallos relativos a elementos como la anchura de pasillos, sistemas de evacuación, hidrantes, dormitorios y servicios, etcétera.

"Sin embargo, se oculta que en 2008 la Diputación ya era consciente de estas deficiencias y los servicios técnicos de Sevilla Activa elaboraron un proyecto dando solución a estos problemas, que pasaba por construir un ala, anexa al edifico, para situar los servicios que no cumplían los requisitos técnicos en el edificio origen", sostiene Moreno.

Dicho proyecto fue evaluado, presupuestado y presentado por el presidente de la Diputación en 2009; sin embargo, "fue quedando en el olvido sin que se conozca la razón por la que se desistió de su ejecución".

MÁS DE 1.900 PERSONAS AVALAN LA REAPERTURA

Ante este estado de cosas, el 24 de mayo de 2017 se presentó escrito en el Área de Cohesión Social e Igualdad de Diputación, registrado con el número 19.821 y avalado por 1.944 firmantes, pidiendo explicaciones y reivindicando la reapertura de dicho servicio.

El inmueble donde se encuentra el edifico de la residencia, hoy cerrada, es de propiedad municipal, cedido a Diputación para la prestación del servicio de residencia de mayores. Tiene una superficie de 2.600 metros cuadrados y un suelo edificado de 1.000, aproximadamente, permitiendo las normas urbanísticas vigentes la edificación de hasta el 70 por ciento, por lo que existe suelo "más que suficiente" para edificar un anexo y solventar las deficiencias.

El propósito de Diputación y el Ayuntamiento de Cazalla es convertir el edifico en un centro multifuncional que sirva de sede a asociaciones y talleres para mayores, y al que se incorporaría un centro de día con funcionamiento de 8,00 a 20,00 horas, con servicio de cocina y lavandería.

Dicho uso no es incompatible con el servicio residencial y se debe recuperar el proyecto presentado en 2009 por la Diputación para que la residencia de ancianos de Cazalla de la Sierra se convierta en un Centro de Servicio Integral para Mayores, con carácter comarcal.

Todos los grupos de la oposición han suscrito una moción para el próximo Pleno de la Diputación, donde propondrán la reapertura de la residencia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.