Sede del Tribunal Supremo
Sede del Tribunal Supremo EUROPA PRESS

para decidir si es firme la sentencia de tres años y seis meses de cárcel a la que fue condenado el rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, según informó el propio cantante en Twitter.

Valtonyc fue condenado a esta pena por la Audiencia Nacional por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas por el contenido de las letras de algunas de sus canciones, en las que se refiere al Rey Juan Carlos y al presidente del Círculo Balear, Jorge Campos.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional afirmó en febrero del pasado año que algunos de los temas comprendidos en dos discos del rapero tienen un "indudable contenido laudatorio" de las organizaciones terroristas ETA y GRAPO, que justifican e incitan a la reiteración de las acciones violentas. También vio un "claro menosprecio y humillación" de las víctimas del terrorismo.

En la sentencia se subrayó que las letras "van más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, solidaridad con los presos o camaradería nacida de vínculos ideológicos", sino que suponen una "alabanza" a los medios violentos empleados por los grupos terroristas.

En este sentido, la Sala aseguró que las expresiones reiteradas "exceden de la crítica política y se introducen en el campo del atentado contra la dignidad personal". Por tanto, rechazó que estas manifestaciones estuvieran amparadas en la libertad de expresión y en la "creación artística", en referencia a que Arenas aseguró en el juicio que "todo arte es provocativo".

Por ello, el Tribunal le condenó a dos años de prisión y ocho de inhabilitación por el delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, estimando la petición de pena de la Fiscalía, la cual la estima "proporcionada". Por las calumnias e injurias graves a la Corona, impuso la pena de un año de cárcel y seis meses por el delito de amenazas.

Precisamente, el Ministerio Público solicitó la pena de un año y tres meses de prisión por injuriar al Rey y otros dos años de cárcel y ocho de inhabilitación absoluta por enaltecimiento del terrorismo. Por su parte, la acusación particular ejercida por Campos interesó la pena de dos años de prisión por enaltecimiento, año y medio por injurias y otro años por las amenazas de muerte al presidente del Círculo Balear.

La causa contra el rapero mallorquín se abrió a raíz de una denuncia que el propio Campos interpuso contra el cantante por decir en su canción 'Circo Balear' que el presidente de dicha asociación "merece una bomba de destrucción nuclear".