Aunque la máxima responsable de la Ertzaintza ha asegurado que se está a la espera de practicar la autopsia al cadáver para confiormar la identidad, "todo hace pensar" que se trata de Jon Barcena Amezua.

El joven de Berriz, que contaba con 19 años cuando se le perdió la pista, habría cumplido 20 años este pasado martes, 23 de enero. Un dispositivo de familiares y amigos han hallado su cuerpo en las cercanía del pantano de Urrunaga.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Policía vasca, el hallazgo se ha producido a las nueve de la mañana. La familia del joven había organizado una batida a la que se habían sumado amigos y allegados, hasta un centenar de personas.

Al acercarse al pantano han observado la presencia del cadáver de un varón. De inmediato han avisado a los buzos de la Ertzaintza que también se encontraban en la zona, -ya que inspeccionan periódicamente el lugar para intentar hallar al desaparecido-, quienes han certificado que el varón se encontraba sin vida.

Jon Barcena Amezua desapareció en el Gorbea el pasado 30 de diciembre, después de abandonar el ascenso a la cumbre del monte, que había iniciado junto a unos amigos.

Aunque durante varios días se mantuvo operativo un dispositivo de búsqueda, fundamentalmente en el pantano de Urrunaga, tras tener constancia que estuvo por la zona, finalmente quedó suspendido.

Desde su desaparición su familia ha trabajado denodadamente por tratar de localizarle, y ha distribuido su fotografía a través de las redes sociales con el fin de tener noticias de su paradero.

El último mensaje de su madre, Karmen Amezua, a través de Twitter fue con motivo del 20 cumpleaños del joven. En él lamentaba no saber de su paradero y la imposibilidad de encontrarle.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.