La provincia presenta un superávit de 432 millones de euros de su balanza comercial -diferencia entre las exportaciones y las importaciones- y su crecimiento ha superado en este periodo en 3 puntos al de la media nacional, según los últimos datos facilitados a Europa Press por Extenda, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior.

Lidera las ventas el capítulo de las legumbres y hortalizas, que representa el 26,6 por ciento de las exportaciones granadinas, con 292 millones de euros de facturación y un crecimiento del 13,8 por ciento en el último año.

Le sigue el aceite de oliva, que crece un 43 por ciento hasta los 190 millones de euros, y las preparaciones alimenticias diversas, con 104 millones de euros, aunque las ventas de este producto -que tradicionalmente ha estado en los primeros puestos del ranking- ha caído un 30 por ciento en lo que va de año.

En cuarto lugar de lo que exportamos se encuentran las máquinas y aparatos mecánicos (64 millones); seguidas de manufacturas de fundición, hierro y acero (53 millones).

El primer destino de las ventas granadinas al exterior es Alemania, donde las empresas han facturado 158 millones de euros; le sigue Francia, con 119 millones, e Italia (107 millones). En cuarto lugar se encuentran Países Bajos y China, primer mercado no comunitario, con 66 millones de euros.

En 2016, Granada logró por primera vez superar la barrera de los mil millones de euros en exportaciones, con una cifra total de 1.074 millones de euros. En la última década el crecimiento de las ventas granadinas ha sido continuado y ha ido acompañado de la nueva creación de empresas. Casi 3.000 venden en la actualidad sus productos fuera de España.

Consulta aquí más noticias de Granada.