Mendia
Mendia PSE

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha reiterado que la mayor "preocupación" de los socialistas en lo que respecta al futuro del autogobierno pasa por "poder blindar los derechos sociales conquistados". "Y que todas las nuevas responsabilidades que acordemos que podemos asumir, dentro de la ley, se pongan al servicio de las demandas de la ciudadanía vasca: de subir a Euskadi al tren del siglo XXI en un proyecto competitivo de cohesión social", ha incidido.

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha clausurado este sábado en San Sebastián el ciclo de encuentros sobre políticas sociales 'Política fiscal y políticas sociales: Suficiencia e integración', donde ha sostenido que apostará por "convencer al resto de los grupos de que la mejor apuesta es la que no deja a nadie en el camino". "La que construimos juntos", ha puntualizado.

En su intervención, Mendia han señalado que la cohesión social está hoy "en riesgo y cuestionada desde algunos sectores", al tiempo que ha advertido de que los socialistas no van a caer en la "autocomplacencia", ya que hay "retos" económicos, demográficos, sociales, migratorios, ambientales y tecnológicos que encarar.

"Nuestro proyecto de igualdad es un proyecto de competitividad y cohesión social, ambos unidos. Esa red pública que hemos sabido levantar haciendo uso intensivo de nuestro autogobierno es lo que garantiza los derechos básicos. Y está red pública de cohesión e igualdad debe marcar todas las reflexiones sobre nuestros retos", ha expresado.

Según ha manifestado, las sociedades competitivas son "las más cohesionadas" y ha incidido en que, en la actualidad hay 60.000 familias en Euskadi que dependen de la Renta de Garantía de Ingresos mientras "otros, por muchas razones, no pueden acceder a estos derechos".

"A los socialistas no nos resultan suficientes las estadísticas que nos sitúan a la cabeza de la renta media de España. No nos puede resultar suficiente porque somos conscientes de todo lo que nos queda por recorrer: ofrecer oportunidades a las 128.000 personas aún en desempleo, a quienes llevan atascados en el paro más de dos años, a los jóvenes, a las mujeres que siguen copando los trabajos más precarios", ha enumerado.

Asimismo, ha indicado que el reto más importante pasa por lograr que no se no necesiten las ayudas y se disponga de un empleo. "Es en este contexto en el que nos disponemos a abordar la reforma de nuestro sistema de protección social. Y nuestro objetivo es triple: que nadie que lo necesite se quede sin ayuda, nadie que no lo necesite se quede con dinero que no le corresponde y, sobre todo, cada vez haya menos gente que lo necesite", ha valorado.

Mendia ha resaltado así la propuesta del PSE que, entre otras cuestiones, busca "llegar a las nuevas realidades convivenciales que no están contempladas en la actual ley".

"AMPLIO CONSENSO"

De este modo, ha apostado por lograr "el más amplio consenso" y ha incidido en que "un empleo decente con un sueldo decente es la base de una vida plena, sin necesidad de llamar a puertas para pedir ayudas".

"Porque este empeño que tenemos con la subida salarial tiene mucho que ver con la RGI, porque son miles los trabajadores con muy bajos ingresos que necesitan acudir a esta prestación. Nuestro empeño en que en la negociación colectiva haya un eje sobre la conciliación de la vida laboral para la atención a menores y dependientes tiene mucho que ver con la RGI, porque hoy son mayoritariamente las mujeres quienes se ocupan de esas tareas y se condenan a la precarización laboral", ha señalado.

Asimismo, ha considerado que la nueva Ley de Formación Profesional que ya está en trámite tiene también "mucho que ver con la RGI", al igual que el debate sobre la vivienda o "la nueva economía porque "la revolución digital está creando puestos de trabajo sin derechos que encaminan a muchas personas a requerir de esta prestación".

"En estos días que hay interés informativo en el futuro de nuestroautogobierno, los socialistas insistimos en que nuestra mayorpreocupación es poder blindar los derechos sociales conquistados", ha reconocido.

Asimismo, ha confiado en que todas las nuevas responsabilidades que "acordemos que podemos asumir, dentro de la ley, se pongan al servicio de las demandas de la ciudadanía vasca: de subir a Euskadi al tren del siglo XXI en un proyecto competitivo, en el que nos adaptemos a los retos del futuro con un proyecto de cohesión social".

De este modo, ha subrayado que el empeño de los socialistas será centrarse en esta tarea y convencer al resto de los grupos de que la mejor apuesta es "la que no deja a nadie en el camino, la que construimos juntos".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.