Vehículo de la Policía Nacional
Vehículo de la Policía Nacional ARCHIVO

La investigación arrancó el pasado sábado 13 de enero, a raíz de una denuncia formulada por una de las víctimas en la comisaría de Benidorm. Días después, los agentes identificaron a la sospechosa como la presunta autora de tres hurtos cometidos mediante este procedimiento en la ciudad, en el plazo en apenas cinco días.

Finalmente, la joven fue localizada y arrestada el miércoles 17 de enero, cuando junto se encontraba junto a otra mujer tratando de realizar de nuevo un "hurto amoroso" a un hombre de avanzada edad.

En este tipo de casos -explica la Policía-, las autoras, generalmente parejas de chicas jóvenes y "muy educadas", escogen como víctimas a personas de avanzada edad o con algún tipo de discapacidad para no suscitar sospechas y, en caso de que las descubran, puedan dificultar la labor policial.

ABRAZOS Y BESOS PARA LLEVARSE LAS JOYAS

Les ofrecen servicios sexuales e insinuaciones para acercarse a ellos lo máximo posible y así poder sustraer el dinero o las joyas que tienen a la vista, como relojes, collares, pulseras o anillos. Para conseguirlo, llegan a mantener contacto físico con las víctimas en forma de abrazos o besos en las manos y mejillas, por lo que este tipo de método es conocido como "hurto amoroso"

Si la víctima se percata de la maniobra, las autoras generalmente llegan a emplear la violencia y huyen rápido del lugar subiéndose a un vehículo que las suele espera en las inmediaciones, explican desde Jefatura.

En muchos casos, y debido a la alta especialización que han adquirido este tipo de grupos, las víctimas no llegan a percatarse de las sustracciones hasta minutos después, por lo que no pueden aportar las características de las ladronas.

Los integrantes de esta clase de organizaciones cometen los robos a lo largo de toda la geografía española, lo que dificulta que la Policía pueda conocer el lugar exacto en el que van a realizar su próxima actuación delictiva.

Consulta aquí más noticias de Alicante.