Las malformaciones congénitas pulmonares son una entidad rara en pediatría, que pueden afectar a entre un 8 y 18 por ciento de la población neonatal, y constituyen una alteración en el desarrollo fetal de las diferentes estructuras pulmonares.

Entre ellas, en un 25 por ciento, la malformación adenomatoidea quística (MAQP) es la entidad más frecuente. Afecta al desarrollo alveolar y determina la formación de quistes de tamaño y número variable en los pulmones, que puede presentar un aumento del líquido en ellos y falta de desarrollo de los mismos.

Los resultados de esta primera intervención, que se realizó en el mes de diciembre pasado, han sido favorables gracias a la experiencia y coordinación que se ha desarrollado entre los Servicios de Pediatría y Cirugía Pediátrica, Anestesia y Reanimación, Ginecología, Anatomía Patológica, Unidades Materno Fetal y Neonatal, Radiología Pediátrica, y al desarrollo de equipos de enfermería especializados en la atención del paciente quirúrgico neonatal.

El poder tratar en el Hospital Santa Lucia esta malformación es otro paso más en el establecimiento y consolidación de la Cirugía Pediátrica en Cartagena y en avanzar en el proyecto de poder atender las urgencias quirúrgicas del niño en colaboración con el hospital de referencia regional.

Igualmente, el trabajo multidisciplinar de estos equipos sigue permitiendo posicionar el Área Materno Infantil de Cartagena, que sigue mejorando en el diagnóstico prenatal, realizando intervenciones complejas en recién nacidos y con ingreso, destacando la cirugía de niños menores de un año que antes debían ser trasladados, y creciendo en la Atención Perinatal mejorando el diagnóstico intraútero y el tratamiento de los recién nacidos, poniendo las bases en Cartagena de una gran área pediátrica.

CASO CLÍNICO DE ADENOMATOIDEA QUÍSTICA (MAQP)

En este caso, el diagnóstico de la enfermedad se realiza de manera prenatal gracias a la ecografía de alta definición y a la resonancia magnética fetal, realzándose al feto un drenaje intraútero de los pulmones en un centro de referencia nacional sin resultado positivo.

Por su estado respiratorio, el bebé, cuando nace, necesita de intubación y hace igualmente necesario planificar una intervención programada a la semana de vida.

Esta intervención se lleva a cabo para quitar la lesión del bebé que estaba localizada en el lóbulo inferior del pulmón y estaba haciendo un efecto compresor en los demás órganos del tórax, entre ellos el corazón, y dejar la parte del pulmón sano, el lóbulo superior, que en la actualidad se ha expandido.

El postoperatorio de la pequeña paciente intervenida en el Hospital de Santa Lucía ha transcurrido en la unidad de cuidados intensivos neonatales a cargo de la Unidad y el Servicio de Cirugía Pediátrica siendo dada de alta a su domicilio con una calidad de vida normal y respirando sin asistencia ni aporte de oxígeno y encontrándose en la actualidad en estrecho seguimiento en consultas externas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.