Según la memoria del proyecto, recogida por Europa Press, las obras supondrán el cambio de las redes por motivos de conservación, teniendo en cuenta la antigüedad y el estado que presentan, y se prevé su desarrollo durante unos cinco meses.

En este marco, se actuará en la red de abastecimiento ampliándola y sustituyendo sus elementos actuales por otra nueva red de fundición dúctil, además de la renovación de todas las acometidas domiciliarias y elementos de sectorización, con el objetivo de que se mejore el caudal y la presión del servicio. Actualmente, tiene una antigüedad de más de cincuenta años, por lo que "su estado de conservación no es bueno, produciendo esto muchas averías y suciedad en la red".

Por su parte, la red de saneamiento será sustituida por otra nueva de gres y se renovarán todas las acometidas domiciliarias, pozos de registro e imbornales, teniendo en cuenta el "mal estado" que presentan y que lleva a una acumulación de residuos que ha provocado "numerosas intervenciones en los últimos años".

Así, se prevén sustituir las canalizaciones con el objetivo de que la evacuación de aguas pluviales y residuales se realice correctamente en previsión de futuras actuaciones, reponiendo acometidas, imbornales y todos aquellos elementos necesarios para el correcto funcionamiento de la red.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.