Durante toda la jornada han participado un total de 40 efectivos con diez vehículos y ocho máquinas quitanieves para retirar la nieve de los viales y accesos a municipios del interior de Castellón, según ha informado el organismo provincial en un comunicado.

Uno de los principales problemas de la nevada ha sido el viento, que ha soplado fuerte de forma generalizada, venteando la nieve y volviéndola a tirar hacia las carreteras, lo que ha obligado a los efectivos a aumentar los esfuerzos.

De momento, todas las carreteras asignadas a la Diputación se encuentran abiertas al paso de vehículos, aunque desde el Consorcio de Bomberos piden máxima precaución a todos los conductores y que hagan uso de cadenas y neumáticos de invierno si han de realizar algún desplazamiento.

Consulta aquí más noticias de Castellón.