El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Málaga ha acogido este viernes una comparecencia dentro del procedimiento de la Ley del Jurado en relación con esta causa, en la que las partes han planteado los hechos y las imputaciones de cara a la celebración de un juicio con un jurado popular.

Así, según han indicado a Europa Press fuentes del caso, para la acusación particular, los hechos constituyen por el momento un delito de malos tratos habituales, que achaca al exmarido Manuel A.; y otro de asesinato, vinculando a la expareja como autor intelectual, junto a tres hombres más; y a un quinto como autor inmediato.

Por su parte, la Fiscalía malagueña considera por el momento que los hechos constituyen los delitos de asesinato y de allanamiento de morada, así como de una falta de hurto, achacando estos a uno de los imputados en concepto de autor directo y a otro como autor intelectual del delito de asesinato por inducción o cooperación necesaria, pidiendo el sobreseimiento de lo actuado respecto a los otros tres, entre ellos el exmarido.

El Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 acordó en octubre transformar la causa en un procedimiento ante el Tribunal del Jurado, "figurando como investigados" el exmarido de la fallecida y otras cuatro personas.

Este mismo juzgado acordó en julio de 2016 el archivo provisional de la causa respecto de la expareja, señalando que de las investigaciones "no se ha visto una posible implicación del que era su marido", acordando seguir el caso en un juzgado de instrucción normal contra los otros investigados. Esta resolución fue recurrida, la Audiencia de Málaga la revocó y la dejó sin efecto.

Tras esto, el juzgado transformó la causa en un procedimiento del Tribunal del Jurado, al considerar que se habían practicado todas las diligencias que se han considerado "inaplazables" en la fase de instrucción y después de que se personasen en la causa los herederos de la víctima como acusación particular.

El cuerpo de la mujer, de 35 años, apareció el 30 de abril de 2008 flotando en la piscina de la finca, propiedad de la víctima y de su expareja. La autopsia confirmó que presentaba "lesiones violentas" y como consecuencia de la investigación en su momento de la Guardia Civil no hubo ninguna imputación.

En ese momento, el exmarido prestó declaración ante los agentes sin ser detenido, quedando en libertad. Cinco años después, fue citado a declarar en el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 y pasó a estar como investigado en este procedimiento.

El pasado año fueron detenidas cuatro personas por su presunta relación con este asesinato. Así, la Benemérita detuvo en febrero a un ex guardia civil en Alhaurín el Grande (Málaga), el cual era miembro del instituto armado en la fecha del asesinato y estaba destinado en el municipio malagueño de Coín.

Previamente, había arrestado a un hombre en la localidad malagueña de Mijas, y en marzo fueron detenidas otras dos personas, una de ellas también exagente del instituto armado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.