DETALLO DE LAS FLORES
DETALLO DE LAS FLORES L'ALCUDIA

A raíz de unos trabajos que se están llevando a cabo en el antiguo Monasterio de Santa Bárbara, se descubrieron ejemplares de estos 'conillets', que pertenecen al género Antirrhinum L., Plantaginaceae. Las concejalías de Urbanismo y Medio Ambiente pidieron al Botánico que identificase estas plantas, según ha explicado el consistorio en un comunicado.

El edil de Urbanismo y Medio Ambiente, Paco Sanz, contactó con el conservador de las colecciones científicas del Jardín Botánico, Jaime Güemes, para descartar que esta planta fuera protegida y, al mismo tiempo, para estudiar la posibilidad de que se tratara de una especie única y exclusiva del Convento, producida por una hibridación.

De momento, el estudio de las plantas no ha conseguido determinar a qué especie del género Antirrhinum pertenecen. Una vez se ha analizado el material, con las revisiones clásicas y actuales, no se ha encontrado

ninguna especie conocida que reúna las características morfológicas, vegetativas y reproductoras de estos ejemplares.

El responsable de Medio Ambiente ha explicado que la singularidad del 'conillet' encontrado aconseja su conservación y que se tomen medidas durante las obras de consolidación del monasterio para minimizar su afectación y evitar su destrucción.

POSIBLE NUEVA ESPECIE HÍBRIDA

La variabilidad morfológica observada en las plantas del monasterio, máxime en el color de las flores, que varían de blanco a púrpura intenso y abarcan tonalidades rosadas, así como la forma de las hojas o la existencia de flores mal formadas, podrían indicar que estos 'conillets' de L'Alcúdia son una nueva especie híbrida.

Después de explorar los alrededores del antiguo monasterio y otros lugares del casco urbano de la localidad, los responsables del proyecto no han encontrado otras plantas parecidas de Antirrhinum.

Por ello, sospechan que podría tratarse de una población aislada que ha encontrado en estas ruinas un lugar adecuado y protegido donde desarrollarse. Las plantas han quedado refugiadas en la parte superior de las tapias y, desde allí, dispersan las semillas que permiten la presencia de plantas en la tierra y en algunas fisuras de la tapia.

Si todas estas previsiones se cumplen, podría tratarse de una nueva especie híbrida exclusiva del Monasterio, que quedó refugiada en las ruinas, en medio del crecimiento de L'Alcúdia.

UN NOMBRE PARA LA PLANTA

El Ayuntamiento prevé encargar a la Universitat un estudio en profundidad para determinar las características botánicas que definen la planta, con una descripción botánica y propuesta de nombre específico, así como la publicación del estudio en una revista botánica para darle validez al nombre.

El nombre de la especie podría asociarse con las ruinas, el pueblo, el monasterio o cualquiera otro nombre que pueda hacer referencia al lugar donde se han conservado o al municipio, según ha avanzado el consistorio.

Consulta aquí más noticias de Valencia.