El presidente de la Mancomunidad ha criticado en una nota "la opacidad, la falta de transparencia y de comunicación por parte del Gobierno foral con los municipios afectados por el desvío del tráfico pesado", una crítica que ha realizado tras señalar que "el Ejecutivo conocía la decisión final tomada por el Ministerio de Fomento desde junio de 2017".

Para el socialista, "el silencio adoptado por parte del Gobierno de Navarra es síntoma de la dejadez denunciada". "No supieron calibrar el problema y las consecuencias que podría causar esta decisión. Es incomprensible que el Ejecutivo no comunicara la medida a los pueblos con anterioridad, porque se hubieran alcanzado soluciones antes de que comenzaran los problemas", ha asegurado.

Según Aguado, la cantidad de camiones que circulan por esta vía se ha multiplicado por diez, llegando incluso a los 2.500 vehículos pesados diarios. "Con el problema sin solventar, la prioridad es conocer cómo y cuándo está previsto que el Estado adopte medidas que solucionen esta cuestión que está generando graves problemas de seguridad vial", ha apuntado.

Por eso, ha exigido a Ayerdi que "restablezca la comunicación con los municipios de la Ribera que sufren el paso de camiones como Murchante, Cascante, Monteagudo o Ablitas, e incluso en las inmediaciones del Hospital Reina Sofía de Tudela".

Además, ha señalado que el desdoblamiento del tramo de la N-232, que se convirtió en la A-68, "favoreció el crecimiento económico de la zona", por lo que considera que, con la situación actual, "este entorno podría quedar afectado". Así, Aguado propone como solución el enlace de la A-68 con la AP-15 a la altura de Castejón.

Consulta aquí más noticias de Navarra.