El canon digital
Los móviles y memorias USB también pagan canon. ARCHIVO
En medio de la polémica, generada por el anuncio de las nuevas tarifas propuestas por el Gobierno para gravar la compra de soportes y equipos digitales, el ministro de Industria, Joan Clos, sorprendió a todos ayer al plantear su posible eliminación.

 

Intentaremos encontrar medidas que puedan complementar, o incluso sustituir al canon

El titular de uno de los departamentos responsables de las tarifas aseguró que, aunque son asumibles, "intentaremos encontrar medidas que puedan complementar, o incluso sustituir al canon, para encontrar un mecanismo mejor para financiar los derechos de autor".

 

Estas declaraciones se produjeron en vísperas de la sesión parlamentaria en la que se votará la enmienda a la Ley de la Sociedad de la Información aprobada en el Senado y que insta al Gobierno a eliminar el canon en un año. El PP y ERC votarán a favor de la enmienda y, ayer mismo, los dos diputados de Los Verdes adscritos al grupo socialista, Francisco Garrido y Joam Oms, anunciaron que harán los mismo. El resto de los grupos no han revelado su voto.

Sea cual sea el resultado, las tarifas entrarán en vigor a mediados de enero, ya que la enmienda da al Ejecutivo un año para eliminarlo. Es decir, que al menos hasta después de las elecciones de marzo, los consumidores tendrán que asumir un sobrecoste entre 17 céntimos y 12 euros al adquirir productos como memorias USB, teléfonos móviles o reproductores MP3.

Firmas contra el canon

La decisión de suprimirlo o no será del partido vencedor, aunque deberá tener en cuenta los votos de 1,5 millones de ciudadanos que han dado su firma contra el canon.

El director general de Asimelec, que agrupa a fabricantes y distribuidores de electrónica, José Pérez, avanzó ayer a 20 minutos que, además la subida de los precios del canon se reflejará en productos como los CD-R o las impresoras, "aunque apostamos por la total supresión".

Siete preguntas sobre el canon por copia

1 - ¿Cuándo nació el canon?

Aunque algunos productos analógicos (casetes, cintas VHS...) ya eran gravados desde 1992, el canon digital fue institucionalizado por la Ley de Propiedad Intelectual aprobada en junio del año pasado.

2 - ¿Quién tuvo la idea?

La norma española surgió en cumplimiento de la Directiva Europea 2001/29/CE, que busca garantizar los derechos de autor en el marco de los avances tecnológicos de la sociedad de la información.

3 - ¿Dónde se aplica?

Más de una veintena de países de la Unión Europea han optado por aplicar este tipo de canon para cumplir la normativa comunitaria.

4 - ¿Para qué sirve?

El canon se cobra para compensar a los autores por los derechos de propiedad intelectual que dejan de percibir por culpa de las copias privadas que hacen de sus obras los consumidores y a la que éstos también tienen derecho.

5 - ¿Quién lo paga?

En teoría, el canon lo pagan los fabricantes de los equipos y soportes que sirven para realizar las copias, aunque al final es el consumidor el que lo costea porque le suben los precios finales.

6 - ¿Quién maneja el dinero ingresado?

Las entidades que gestionan los derechos de autor, como la SGAE, reparten los ingresos del canon, que giran en torno a 115 millones.

7 - ¿Hay alternativas al canon?

Desde hace años, muchas voces apuestan por compaginar los derechos de usuarios y autores a través de la gestión de derechos digitales (DRM en inglés); por ejemplo, permitir la entrada a portales de descarga a quienes adquieran un reproductor MP3 para que puedan ‘bajarse’ un número limitado de archivos musicales.