María Solana, en el colegio público de Buztintxuri.
María Solana, en el colegio público de Buztintxuri. GOBIERNO DE NAVARRA

María Solana ha subrayado en declaraciones a los medios el "firme compromiso que el departamento, y en general el Gobierno de Navarra, tiene con la educación pública". "Muestra de ello es la inversión realizada en Buztintxuri y el cumplimiento del compromiso adquirido", ha indicado.

La consejera ha trasladado al equipo directivo que el departamento va a llevar a cabo algunas de las modificaciones propuestas por el propio centro, aunque no vinieran recogidas en el proyecto inicial.

Solana ha afirmado que en 2018 el departamento invertirá 21,7 millones de euros en infraestructura y equipamientos educativos, para "seguir respondiendo a las necesidades educativas porque el departamento de Educación apuesta y trabaja por una escuela que mira al futuro, y renovar y adecuar las instalaciones también es invertir por la calidad de la escuela pública, la de todas y todos".

El proyecto de construcción de un nuevo edificio en Buztintxuri, para atender a las necesidades del barrio, ha supuesto la ampliación del centro y el reparto de espacios por modelos. De hecho, y tras un proceso de participación y posterior sorteo, las familias acordaron que el nuevo edificio fuera para los modelos A y G; mientras que el alumnado del modelo D de Buztintxuri ocupa el edificio original del colegio.

Las obras comenzaron en enero de 2017 tras la adjudicación a Arbeloa Construcciones. Después de cuatro meses de ejecución, las obras se suspendieron por problemas económicos de la empresa. En agosto se reanudaron las obras, tras la adjudicación a la empresa Erriberri Construcciones, y se han alargado hasta el mes de diciembre. Durante las vacaciones de invierno se ha procedido al equipamiento del centro y a las pruebas de todas las instalaciones.

Tras la paralización de las obras la consejera de Educación se comprometió con la dirección del centro y la apyma a que "todos los alumnos y alumnas matriculadas en el centro pudieran permanecer en él, mientras finalizaban las obras, y así ha sido".

El alumnado inició el curso en las 18 aulas habilitadas provisionalmente en el propio centro de Buztintxuri y ha permanecido ahí únicamente cuatro meses, ya que tras las vacaciones de Navidad han podido ocupar las nuevas aulas. A ese respecto, el director del centro, Ander Clemente, ha afirmado que "el proceso se ha desarrollado satisfactoriamente, ya que se ha cumplido con los plazos". "Las familias, en general, están contentas con la infraestructura y las instalaciones nuevas. Por fin podemos respirar, los espacios nos permiten llevar a cabo nuestras prácticas educativas con calidad", ha añadido.

La obra ha supuesto una inversión de 3.989.246,14 euros. Se ha levantado un edificio de 4.268,92 metros cuadrados que puede albergar hasta 27 unidades.

Consulta aquí más noticias de Navarra.