El rector de la UPO inaugura una Jornada Electoral
El rector de la UPO inaugura una Jornada Electoral UPO

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán, ha inaugurado este viernes la jornada que bajo el título 'Las claves de la excelencia en el doctorado' ha organizado el Vicerrectorado de Postgrado y Formación Permanente y la Escuela de Doctorado de la UPO (Edupo). El rector ha destacado la importancia de reflexionar sobre un tema tan vital para las universidades como el doctorado, una formación que en el momento actual está monopolizada por la universidad.

"Las universidades públicas tenemos una responsabilidad especial formando a personas que puedan ser útiles para la sociedad. Los doctores y doctoras son las personas con mayor cualificación universitaria posible y deben aportar soluciones a los problemas de la sociedad", ha afirmado Vicente Guzmán según un comunicado.

"Hay muchos elementos que resolver en el nuevo mapa de titulaciones, incluido el doctorado, como las experiencias online, la internacionalización, la carga de trabajo del profesorado para atender a los doctorandos, etcétera. La excelencia del doctorado tiene muchas cuestiones que tenemos que trabajar con la Junta de Andalucía, como su vocación hacia las empresas, su finalidad y la posibilidad de que sea real o no", ha señalado Vicente Guzmán sobre el contenido de la jornada que ha inaugurado.

Por su parte, el director de la Edupo, Carlos Usabiaga Ibáñez, ha insistido en el carácter transversal de la jornada y en su intervención ha descrito la estructura del doctorado, el organigrama de la Edupo y su funcionamiento. A continuación, se ha referido a los nueve programas de doctorado con que cuenta la Universidad Pablo de Olavide, en los que participan 972 profesores y profesoras y 861 doctorandos y doctorandas.

Carlos Usabiaga ha recordado que la UPO es una de las universidades en las que el postgrado tiene mayor peso respecto al número de estudiantes y ha destacado los numerosos convenios suscritos para la cotutela internacional con importantes universidades, así como las ayudas de la UPO al doctorado, crecientes cada año.

El rector y el director de la Edupo han dado la palabra a María Dolores Ferre Cano, directora general de Universidades de la Junta de Andalucía, que ha señalado como característica principal de un doctorado la búsqueda de la excelencia. La directora ha recordado los diez principios de Salzburgo para referirse al cambio que experimentó el doctorado gracias al impulso que se le dio desde Europa con el Plan Bolonia, pasando de ser en los años 90 un título exclusivamente para la carrera académica a buscársele una utilidad más allá.

Sin embargo, María Dolores Ferre ha enumerado también los retos que aún tienen por delante los programas de doctorado, como la creación de estructuras institucionales, la participación de los doctorandos, la limitación que supone la financiación, la exigencia de resultados cuantificables rápidamente, la creación de una cultura de investigación; u otros de carácter más cercano al doctorando como la ética en la investigación, la digitalización o el desarrollo de tesis industriales en colaboración con empresas.

Finalmente, la directora general se ha referido a la distinción que ha proyectado la Junta de Andalucía a través de la DEVA como una mención de excelencia para los programas de doctorado "con el doble objetivo de reconocer el trabajo bien hecho y marcar las pautas de lo que se debe hacer a este respecto". A esta mención se podrán presentar los programas que tenga cuatro años y su validez será de tres años sin posibilidad de renovación. "Estoy confiada en que esta apuesta por la excelencia dé sus frutos, por ejemplo, en cuestiones como la financiación", ha finalizado Ferre Cano.

El vicerrector de Postgrado y Formación Permanente, Miguel Ángel Gual Font, ha analizado qué exige la sociedad de un doctor o doctora en progresión en un momento en que los procesos de acreditación y transparencia son la norma respecto a cuestiones como la productividad, la internacionalización y la competencia.

Gual ha expuesto las líneas de trabajo del Vicerrectorado desde su adaptación al Real Decreto 99/2011, siempre desde criterios de rigor y calidad, y ha enumerado las líneas de posible mejora como la calidad del profesorado en cuanto a competitividad, la productividad de los doctorandos y doctorandas, la internacionalización, la formación doctoral y la interacción con empresas e instituciones.

Bruno Martínez Haya, vicerrector de Investigación y Transferencia de Tecnología, ha analizado la gestión de la I+D+i en la Universidad Pablo de Olavide. En su ponencia, se ha referido a la forma diferente de trabajar que ha caracterizado a esta entidad desde su origen y que la ha llevado a diseñar unos polos estratégicos de investigación interdisciplinares.

"Si tenemos buenos programas de doctorado es porque detrás hay una buena investigación. Somos un grupo pequeño de investigadores e investigadoras pero, considerando las publicaciones anuales per cápita, estamos en los tres primeros puestos en productividad a nivel nacional".

El vicerrector ha señalado la importancia del relevo generacional que necesita la UPO, uno de sus retos, aun siendo la universidad andaluza con más investigadores ERC. Finalmente, se ha referido a la formación doctoral como una responsabilidad social y a la necesidad de los programas de captación de talento y las acreditaciones universitarias en la carrera investigadora.

Con la celebración de esta jornada, la Universidad Pablo de Olavide quiere dar a conocer el funcionamiento del doctorado y, en concreto, de sus programas. Este encuentro, que se desarrolla hasta la tarde, cuenta con las ponencias de profesionales relacionados con los diferentes aspectos de la realización de una tesis doctoral: las estrategias sinérgicas de doctorado e investigación, el doctorado desde la perspectiva administrativa, su funcionamiento interno y diferentes experiencias en la dirección y en la realización de tesis doctorales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.