Trump en el Foro Económico Mundial
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso en el Foro Económico Mundial de Davos.  Lauren Gillieron / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes que la coalición internacional que lucha contra el EI ha recuperado "casi el cien por cien" del territorio que esos "asesinos" controlaron en Irak y en Siria.

"Me complace informarles de que la coalición creada para derrotar al Estado Islámico ha capturado casi el cien por cien del territorio que estuvo una vez en poder de esos asesinos en Irak y en Siria", dijo Trump en su intervención ante el Foro Económico Mundial.

Advirtió, no obstante, de que "todavía quedan más combates y más trabajo por hacer, para consolidar nuestras conquistas".

"Trabajamos con nuestros socios para derrotar" a la organización terrorista yihadista del Estado Islámico (EI). Estados Unidos lidera, resumió Trump, "una amplia coalición destinada a impedir el control del territorio por los terroristas, bloquearles los fondos y desacreditar su malvada ideología".

El presidente estadounidense añadió que está decidido a asegurar que Afganistán "no vuelva a ser nunca un refugio para terroristas". 

Además, instó a los socios de su país  en Davos a "invertir en su propia defensa", al tiempo que les animó a hacer frente al apoyo de Irán al terrorismo y a "bloquear su camino hacia un arma nuclear". 

Estados Unidos, abierto al negocio 

Trump aseguró que el país "está abierto para el negocio" y "vuelve a ser competitivo", por lo que animó a invertir en Estados Unidos y aprovechar el "resurgimiento de una nación fuerte y próspera".

En ese sentido, subrayó que "no tolerará más" que se incumplan las reglas comerciales y abogó por restaurar la "integridad" del sistema comercial para conseguir un comercio "justo y recíproco" para que no solo funcione en beneficio de su país, sino también para todos.

El líder estadounidense aseguró que se encuentra en el Foro "para defender y representar los intereses de los estadounidenses", ya que "siempre" pondrá a "EEUU primero", pero recalcó que ello no quiere decir "EEUU solo" porque quiere que todos prosperen y crear un mundo mejor.

Aseguró que se considera "un animador" (cheerleader en inglés) de su país, un papel que le encanta desempeñar y que todo gran líder debería asumir. 

Durante un discurso pronunciado en el Foro Económico Mundial de Davos, Trump explicó que este papel de "animador" no le supone ningún esfuerzo, pues ama "profundamente su país". 

El presidente estadounidense afirmó que su bagaje personal como magnate antes de entrar en política le ha resultado muy útil tras su llegada a la Casa Blanca

Su experiencia en el mundo de los negocios - "he sido muy bueno ganando dinero", creando y construyendo, dijo- le ha facilitado desarrollar su trabajo. 

Trump volvió a arremeter contra la prensa, que durante sus años como hombre de negocios le trataba muy bien pero que, una vez anunció que se iba a dedicar a la política, no ha dejado de acosarle y de publicar toda clase de falsedades sobre él, según aseguró. 

Nunca hubiera imaginado "cuan falsa y mentirosa puede ser la prensa", indicó Trump, afirmación tras la que se escucharon tímidos aplausos y algunos abucheos en Davos.

Un "caluroso saludo" a África 

El presidente de EEUU, Donald Trump, pidió también al presidente de Ruanda, Paul Kagame, quien ha asumido la Presidencia de turno de la Unión Africana (UA), que traslade a los demás dirigentes africanos su saludo "más caluroso" tras la polémica generada por unas supuestas declaraciones racistas.

En su segunda jornada en la estación alpina de Davos, Trump se reunió con Kagame, a quien felicitó por la Presidencia de turno de la UA y ante quien destacó las "excelentes relaciones" entre EEUU y Ruanda.

"Sé que va usted a mantener hoy su primera reunión" de la UA, así que traslade (a los otros dirigentes) mi saludo más caluroso", afirmó Trump, quien también dijo al presidente de Ruanda que "es un honor tenerle como amigo", según la Casa Blanca.

Trump no aludió en ningún momento a la polémica generada por unas declaraciones atribuidas al presidente de EEUU -que él ha negado- en las que llamó supuestamente "agujeros de mierda" a varias naciones africanas junto a El Salvador y Haití, ni tampoco Kagame se refirió al malestar que causaron estas afirmaciones en la UA.

La Unión Africana y varios gobiernos de esta región tacharon de "racistas" los comentarios atribuidos a Trump, y el antecesor de Kagame en la presidencia de la institución africana, Moussa Farki Mahmat, citó a la embajadora estadounidense ante esta entidad, MaryBeth Leonard, para trasmitirle la "indignación".

Kagame dijo que su país se ha beneficiado "tremendamente" del apoyo que le presta EEUU, especialmente en lo económico, a través del comercio y la inversión.

"Quisiera agradecerle, presidente, su apoyo a nivel personal y al de su administración, y estamos deseando trabajar con EEUU en la Unión Africana, en la que estamos impulsando reformas para que podamos hacer las cosas de manera adecuada" y actuar "de forma más organizada" como organización regional, señaló Kagame.