Logo de Aptur
Logo de Aptur EUROPA PRESS

Así lo ha reivindicado en un comunicado con motivo de la aprobación inicial de la zonificación en Mallorca por parte del Consell.

Aptur ha manifestado "preocupación" ante las restricciones y ha recordado que la zonificación "sólo es una parte". Desde la entidad consideran que el documento aprobado inicialmente "deberá incluir cambios sustanciales para que tenga coherencia".

Para Aptur, el principal problema radica en la futura aprobación del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT), el documento que establecerá el techo definitivo de plazas para Mallorca.

La patronal ha defendido que este plan "necesita ser realista y consciente" de que con el techo provisional actual "la mitad de las plazas que se comercializaban vía LAU no tendrán opción a regularizarse". Por ello, Aptur pide que el total de plazas disponible en la bolsa sea de 80.000 y que no computen las plazas de 60 días.

Otro tema que Aptur ha pedido abordar es el precio de las plazas, que "puede suponer también un grave revés para las familias mallorquinas que quieren ejercer la actividad con seguridad jurídica y garantías, si estos precios son finalmente abusivos".

De este modo, la patronal considera que "se debería equiparar el precio de la plaza a la tasa que se pagaba hasta ahora para registrar un inmueble en turismo", es decir, 40 euros por plaza.