Según ha explicado en un comunicado la Conselleria, el orden de preferencia en la adjudicación de plazas de los aspirantes que reúnan estos requisitos se determinará por el orden de puntuación con el cual figuren en las bolsas de interinos.

Además, esta medida, han añadido, no se aplicará a aquellos interinos que hayan sido sancionados alguna vez por falta disciplinaria grave o muy grave. Estas medidas serán de aplicación los cursos 2018/19, 2019/20 y 2020/21.

Esta propuesta se debatirá a Mesa Sectorial de Educación prevista para la próxima semana. Actualmente el sistema educativo de las Islas es el que cuenta con un porcentaje de interinos más elevado del Estado, sobre el 38 por ciento.

Esta situación, han explicado, se debe, entre otros factores, a la carencia de convocatorias de oposiciones durante seis años, las restricciones de las tasas de reposición de sucesivas leyes de presupuestos del Estado y el incremento constante de población escolar que ha supuesto la necesidad de aumentar el número de docentes.

"Este alto porcentaje de interinos provoca una importante inestabilidad a las plantillas de los centros y les hace más difícil afrontar proyectos educativos a medio y largo plazo", han manifestado.