El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado, inicialmente y por unanimidad, el nuevo acuerdo relativo a los permisos y licencias del personal funcionario municipal con el objetivo de favorecer la conciliación familiar que implican, en muchos casos, reducciones de horario, por lo que se ha planteado el avanzar en la implantación de un sistema de control de los accesos y salidas.

El alcalde, el socialista Juan Espadas, señala que la moción responde al acuerdo alcanzado con los sindicatos con medidas "pioneras" para la conciliación respecto a otras Administraciones, ya que recoge permisos para acompañar a familiares a pruebas invasivas, ante enfermedades raras de sus hijos, acompañamiento en quimioterapia, a mayores a centros de salud o incluso a tutorías a los hijos, estableciendo límites anuales.

Espadas ha contrapuesto la "llamativa" concentración de empleados municipales celebrada a las puertas del Ayuntamiento al "avance" que supone esta moción y recuerda que "hay más cosas pendientes que hechas y un ejemplo es éste, ante asuntos en los que no se ha avanzado en 20 años" y la existencia de una relación de puestos de trabajo (RPT) "obsoleta" Considera que la mejora del servicio pasa por un aumento de empleados, lo que "el actual marco normativo estatal no permite".

Recuerda que la Ley Montoro sigue siendo la "principal razón" por la que los informes de la Intervención "dicen no a las principales propuestas a negociar con los sindicatos", pese a lo que su gobierno "busca alternativas". En esa línea, el concejal de Hacienda, Joaquín Castillo, incide en que "ahora tenemos varios desacuerdos con los sindicatos porque hay posturas que, aunque sean razonables, no son legalmente posibles".

Por ello, se ultima una propuesta a los sindicatos para desbloquear "la situación generada por el informe de la Intervención que pone un reparo a la continuidad del sistema de jubilación parcial" a partir de los 61 años fijado hasta ahora, que establecía una jornada de trabajo del 75 por ciento. La propuesta, que se estima podrá solventar este reparo, fija el porcentaje de trabajo a partir de esa edad y hasta la jubilación en un 50 por ciento.

El portavoz del PP, Beltrán Pérez, critica que Espadas justifique "incapacidades propias mencionando a Madrid o a la herencia recibida" y pide que cumpla sus compromisos. "No vamos a decir sí a cosas que no se tienen la intención de cumplir", añade, ante lo que el concejal del PP Rafael Belmonte añade que el alcalde "intenta salir al paso de la realidad que está en la calle refugiándose en el burladero de Montoro". "Hace más de un año que el Ayuntamiento hablaba de la cordialidad con los sindicatos, por lo que es poco creíble. Este gobierno se caracteriza por no hacer nada", sentencia.

El portavoz de Cs, Javier Millán, destaca el paquete de medidas acordado al mejorar las condiciones laborales, pero destaca la "imperiosa necesidad de que la Administración llegue en materia de recursos al siglo XXI". Ha hecho mención a la "parálisis" en recursos humanos "con un reglamento de funcionarios de hace 20 años y un convenio colectivo de hace más de 15 años", por lo que considera que "algo falla porque no se está actualizando el marco jurídico".

El concejal de Participa Sevilla Julián Moreno valora el avance en derechos laborales pero advierte de que "algo no marcha bien en la plantilla" ante la movilización protagonizada por ésta. "Hay un atasco en recursos humanos", concluye, añadiendo que el acuerdo recoge "buenas intenciones", pero le preocupa "cómo se va a llevar a la práctica". Por ultimo, insiste en la necesidad de derogar la Ley Montoro.

Asimismo, el portavoz de IU, Daniel González Rojas, incide en que "es verdad que la Ley Montoro es muy mala, pero no toda la culpa es suya". Recuerda que en junio de 2016 Espadas firmó un acuerdo con los sindicatos, "que vendió como paz social pero que es papel mojado y ahora dice que se van a poner las pilas, pues a buenas horas". También, ha apuntado al PP, que "se pone en primera fila con los sindicatos pese a que son los principales culpables de la situación por la normativa del Gobierno de Mariano Rajoy y por la gestión local de recursos humanos en los años anteriores".

EL ACUERDO

El acuerdo establece medidas para favorecer la conciliación familiar como una reducción de una hora diaria por lactancia o cuidado de cada hijo menor de 16 meses que podrá ser sustituido por un permiso retribuido por el tiempo acumulado en las distintas reducciones de jornada. Asimismo, se establecen medidas para facilitar la conciliación a personas que tengan a cargo menores de 12 años o personas mayores que requieran especial dedicación, y se regulan los permisos para acompañar a familiares a pruebas médicas o ante situaciones de enfermedades graves. Se establece un permiso retribuido para las empleadas en estado de gestación desde la semana 37 de embarazo.

Del mismo modo, recoge medidas para favorecer la formación profesional de los trabajadores así como para facilitar la preparación de pruebas de promoción y selección convocadas por el Ayuntamiento de Sevilla, con dos días hábiles por asignatura en el primer caso y otro más para su realización y cinco días al año en el segundo supuesto. En cuanto a los permisos de asuntos propios, el acuerdo establece hasta seis días laborables por cada año natural en proporción al tiempo trabajado así como dos días adicionales al cumplir el sexto trienio incrementándose en un día adicional por cada trienio a partir del octavo.

Además, por traslado de domicilio, se establece de dos a cuatro días en función de la localización; por matrimonio o inscripción como pareja de hecho, 25 días; por matrimonio de familiares, un día ampliable si es fuera de la provincia; por fallecimiento: de uno a cinco días en función del grado de consanguineidad ampliable si es fuera de la provincia, y se establece un mes si se trata del cónyuge; por accidente o enfermedad grave de tres a cinco días en función del grado de consanguineidad; por enfermedad de menores de 12 años, tres días, y por el cuidado de un menor afectado por cáncer o enfermedad terminal se reduce la jornada a la mitad.

Para pruebas previas al parto, se recoge el permiso por el tiempo de duración de la prueba; dos horas diarias por nacimiento hijo prematuro u hospitalización; reducción de un tercio o la mitad de la jornada por tener a cargo persona que requiera especial atención; además de la adaptación progresiva a la jornada

en caso de reincorporación tras un tratamiento de radioterapia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.