Así, gracias a este acuerdo, los once empleados pertenecientes a la empresa Prosetecnisa que vienen desempeñando las tareas de vigilancia de la estaciones de viajeros y de carga dependientes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -concretamente las de Santander y Torrelavega, hasta el día 31 de enero- serán contratados con todos sus derechos en la nueva adjudicataria de la concesión la empresa Securitas. De este modo, el próximo día 1 de febrero comenzarán a prestar sus servicios.

En este sentido, FSTP-USO considera "muy desafortunada" la denuncia hecha pública hace días por CCOO, que aseguraba que el 33% de la plantilla iba a ser despedida. Denunciaba también, y según USO, que puntos estratégicos que compromete a la

seguridad pública -como terminales de carga y descarga de mercancías peligrosas- iban a quedar "desasistidos" de vigilancia y control, creando "alarma innecesaria" entre la plantilla y la sociedad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.