El Sistema Nacional de Salud (SNS) ha cerrado el año 2017 con un gasto farmacéutico público a través de receta de 10.170 millones de euros, lo que representa un aumento del 2,6 por ciento con respecto a los 9.912 millones registrados el año anterior,

Este nuevo aumento confirma el crecimiento de esta partida después del descenso experimentado en 2012 y 2013 como consecuencia de las medidas impulsadas por el Gobierno en materia de farmacia dentro de su reforma sanitaria, como el nuevo copago según renta o la desfinanciación de algunos fármacos.

De hecho, es la primera vez en seis años que el gasto farmacéutico vuelve a superar el umbral de los 10.000 millones de euros, después de que lo hiciera por última vez en 2011, cuando la factura en medicamentos ascendió a 11.135 millones.

La región que más ha aumentado su gasto en medicamentos comprados en oficinas de farmacia ha sido Melilla, un 5,6 por ciento más que el año anterior, seguida de Baleares (5,5%), Canarias (3,3%), Castilla y León (3,5%), Ceuta (3,3%), Andalucía (3,1%), Madrid (3%), Castilla-La Mancha (2,9%), Asturias y Cantabria (ambas un 3,6%).

Ya por debajo de la media nacional están Cataluña (2,5%), Murcia (2,4%), Comunidad Valenciana (1,9%), País Vasco (1,8%), Galicia (1,6%), Extremadura (1%), La Rioja (0,8%) y Navarra (-0,1%), la única comunidad que gastó menos en medicamentos que el año anterior.

RECETAS FACTURADAS

Asimismo, los datos publicados por el Ministerio muestran que este aumento del gasto está propiciado por un mayor número de recetas facturadas, un total de 908,5 millones, un 0,77 por ciento más que el año anterior y acercándose también a los niveles de 2011, cuando se facturaron 973,2 millones.

En este caso, la región que más ha crecido es nuevamente Melilla, con un 8,7 por ciento más de recetas que el año anterior, seguida de Ceuta (6,2%), Canarias (2,5%), Castilla y León (2,2%), Comunidad Valenciana (1,7%), Murcia (1,6%), Baleares (1,4%), Madrid (0,9%), Andalucía (0,9%), Castilla-La Mancha (0,7%), Galicia (0,7%), Cantabria (0,6%) y Cataluña (0,3%).

Además, seis comunidades autónomas facturaron menos recetas que el año anterior, siendo más significativo el descenso de Aragón, hasta un 5,6 por ciento menos que el año anterior. También facturaron menos Navarra (-1,5%), La Rioja (-0,7%), Asturias (-0,2%), Extremadura (-0,1%) y País Vasco (-0,1%).