Las obras, tal como publica este viernes el Boletín Oficial del Estado, tendrán un plazo de ejecución de 12 meses y contemplan, tal como ya se había anunciado, apoyar el estribo derecho de la presa, en la zona en la que actualmente se encuentran las edificaciones, que quedará vinculada a la explotación del embalse.

Según ha informado el Ministerio en una nota, las actuaciones para la consolidación de la ladera incluyen, también, la excavación en tierra de la zona y la colocación de taludes estables, que impidan el descalce de los estratos y su deslizamiento, así como la revegetación de la ladera para evitar su erosión.

Además, se establecerá en coronación una berma para permitir el paso de vehículos de control y mantenimiento, incluidos en las campañas de lecturas de auscultación y mantenimiento de la presa.

Todas estas actuaciones se llevarán a cabo "con las medidas preventivas, protectoras y correctoras necesarias para evitar afecciones sobre el medio ambiente", según ha explicado el Ministerio.

Consulta aquí más noticias de Navarra.