La diputada de Infraestructuras de Gipuzkoa, Aintzane Oiarbide, ha informado de que "una grúa de gran tonelaje tuvo que mover 30 camiones en Etzegarate" durante el temporal de nieve del pasado 6 de enero, la mayoría en el carril izquierdo de la vía pese a la prohibición de circular por él en condiciones climatológicas adversas.

Oiarbide ha comparecido este viernes, a petición propia, en la comisión de Infraestructuras Viarias de las Juntas guipuzcoanas para dar cuenta de la situación causada durante este temporal en el que la Diputación, en coordinación con la Ertzaintza, "reaccionó con celeridad y con medios suficientes".

Según ha indicado, "siguiendo la predicción meteorólogica, la Diputación activó su dispositivo de nieves en Riesgo 1, que es el que corresponde a la cota 600-800, con un despliegue de 25 máquinas quitanieves".

"Sin embargo, a consecuencia de un fenómeno totalmente excepcional, ese día, en Gipuzkoa, la cota de nieve se desplomó, especialmente en el valle del Oria", ha apuntado.

La diputada foral ha explicado que "los medios desplegados se reforzaron inmediatamente cuando se vio que la cota se desplomaba y se llegaron a tener movilizados 44 camiones quitanieves simultáneamente". A ello ha añadido que "entre conductores, técnicos, operarios, encargados y operadores de centro de control, 214 personas estuvieron trabajando activamente durante el temporal".

Además, ha afirmado que la red de alta capacidad del territorio estuvo abierta a la circulación exceptuando los puertos de Etzegarate y la A-15, en los que los camiones "que no respetaron la prohibición de adelantar fueron el gran problema".

"La Ertzaintza cerró Etzegarate a las 18.30 horas y una grúa de gran tonelaje tuvo que mover, uno a uno, los más de 30 camiones que colapsaron completamente la la subida al puerto de Etzegarate", ha relatado.

A ello ha añadido que "ni las máquinas quitanieves, ni la ertzaintza podían acceder a la zona para realizar su trabajo" y "lo más grave es que la mayoría de los camiones ocupaba el carril izquierdo, a pesar de la prohibición de adelantamiento".

Al respecto ha aclarado que "a medida que se fueron retirando los camiones se pudo habilitar un paso para poder sacar a una veintena de vehículos ligeros que se habían quedado atrapados entre los mismos".

En lo que respecta a la A-15 ha apuntado que la autovía se cortó hacia las 15.30 horas en sentido Pamplona tras cruzarse dos camiones y un tercero quedara atascado en el carril izquierdo, impidiendo trabajar a las máquinas quitanieves. "A pesar de todo, se trabajó para abrir un paso para los vehículos ligeros y así sacarlos de la A-15 en dirección Andoain, dando la vuelta en Berastegi", ha afirmado.

Finalmente, ha reconocido que "siempre hay margen de mejora" y así la Diputación "además de reforzar las señales y la información seguirá trabajando con las demás instituciones para tomar distintas medidas que eviten, en la medida de lo posible, situaciones como la vivida el pasado 6 de enero".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.