Estado de la torre del Castillo de la Cala de San Pedro
Estado de la torre del Castillo de la Cala de San Pedro Europa Press

En concreto, la Delegación de Cultura, Turismo y Deporte ha comunicado a los propietarios que deben dar cumplimiento a las medidas estipuladas como prioritarias en la resolución del 3 de abril de 2014 tras el levantamiento de la suspensión cautelar que afectaba a esta medida dentro del recurso contencioso administrativo interpuesto por uno de los dueños contra las iniciativas de la Junta para hacer cumplir la Ley de Patrimonio de Andalucía respecto a los Bienes de Interés Cultural.

La inversión necesaria para llevar a cabo estas actuaciones, centradas en la adopción de medidas de seguridad y en la consolidación de la estructura de la fortaleza, está cuantificada en 95.980 euros, según ha informado el Gobierno andaluz en un comunicado.

Los trabajos de emergencia deben comenzar con el vallado perimetral del inmueble para garantizar la seguridad ante los desprendimientos al que seguirá la retirada de elementos añadidos a los muros y cubiertas del castillo y en su interior, como placas fotovoltaicas, pérgolas de madera o estructuras metálicas.

La actuación también contempla el refuerzo estructural de la cimentación, empleando hormigón armado resistente a la exposición a un ambiente marino salinizado, y el apuntalamiento de la bóveda que conforma el primer nivel de la torre.

Por último, las obras incluyen la consolidación de los sillares y mampuestos de piedra poco estables mediante la aplicación de mortero de cal de características análogas al existente.

La Ley de Patrimonio de Andalucía establece que son los propietarios de los Bienes de Interés Cultural los responsables de sus conservación.La Junta ha ofrecido a los propietarios del Castillo de San Pedro asesoramiento para resolver cualquier duda sobre la ejecución de estas actuaciones prioritarias.

Cabe recordar que la semana pasada la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz abrió expediente ante el estado de conservación de

patrimonio histórico del parque natural de Cabo de Gata-Níjar y, en concreto, sobre la realidad de once inmuebles, dos yacimientos arqueológicos y un cargadero de mineral declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

La actuación se enmarca en el procedimiento incoado por el organismo a raíz de la queja elevada por las asociaciones conservacionistas 'Amigos del Parque' y 'Amigos de La Alcazaba' que han alertado de la "delicada situación" en la que se encuentran estos elementos patrimoniales.

Consulta aquí más noticias de Almería.