Gonzalo Parada, cónsul de Rusia en Canarias
Gonzalo Parada, cónsul de Rusia en Canarias, acusado por su exmujer de violencia machista.  Elvira Urquijo / EFE

La juez de Violencia contra la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha dejado este viernes en libertad sin ningún tipo de medida cautelar al cónsul honorario de Rusia en las islas, Gonzalo Parada, después de haber escuchado su versión sobre los delitos de malos tratos que le imputa su expareja.

Parada fue interrogado el jueves por la Policía tras haber sido acusado por su expareja, una ciudadana rusa que trabaja para el Consulado como colaboradora autónoma, de diversos delitos de violencia machista (vejaciones habituales e intento de agresión física) y de amenazas (supuestas advertencias de aprovechar su cargo para dejarla sin trabajo y provocar su expulsión de España).

La magistrada, Auxiliadora Díaz, ha incoado diligencias previas ante la hipotética comisión de delitos de coacciones y vejaciones tras tomar declaración al denunciado y a su expareja, y ha citado para el próximo 9 de febrero a testigos propuestos por las partes, según ha indicado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en una nota.

El cónsul honorario compareció de forma voluntaria a primera hora de la mañana (9.45 horas) en la Ciudad de la Justicia, pero su declaración se ha postergado hasta el principio de la tarde, porque la juez tenía dudas sobre si la representación que ostenta le otorgaba o no inmunidad diplomática, caso que le hubiera obligado a inhibirse en favor de la Sala de lo Penal del TSJC.

El cónsul asegura que "nunca llegó a coincidir" con la denunciante

El representante ruso en Canarias, de 67 años, ha dicho que "es totalmente falso" que haya maltratado, agredido o amenazado a su excompañera, con la que ha señalado que no llegó nunca a convivir, y ha atribuido sus acusaciones a una represalia por las quejas que él envió a la Embajada sobre su actuación como colaboradora del Consulado.

El cónsul de Rusia ha negado además a los periodistas que llegara a ser detenido, versión que ha corroborado el portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canarias tras su declaración, aunque en el atestado que recoge las diligencias que se practicaron ayer en Comisaría figura la expresión "se procede a su detención", según han confirmado fuentes de la Policía Nacional.

Parada ha señalado que la denuncia de su expareja, con la que tiene un hijo de 17 años, responde a un "montaje" y la orden de alejamiento solicitada, que no ha sido aceptada, a su intención de apartarle del Consulado.

Asimismo, el cónsul ha recalcado el hecho de que, tras las graves acusaciones que ha vertido contra él, la denunciante rechazara la orden de protección que se le ofreció y atención médica.

El letrado de la presunta víctima, Eduardo López Mendoza, en relación con la versión del cónsul, la ha tachado de "teoría conspiratoria" y ha señalado que no hay ningún indicio objetivo que la pruebe salvo discrepancias, aunque, ha apuntado que, de ser cierto que existiera, no se entiende cómo Parada ha permitido que su expareja siguiera trabajando en el Consulado.

Le controlada las llamadas y los mensajes en el móvil

La expareja del cónsul honorario de Rusia le acusa además de haberla sometido a malos tratos habituales desde que se separaron, de controlarle las llamadas y mensajes telefónicos y de obligarla a darle cuenta de con quién se veía, precisa el diario.

Gonzalo Parada ha comparecido este viernes, a las 9.45 horas (hora canaria) ante el Juzgado de Violencia contra la mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, en calidad de investigado.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.