Fuentes de la Guardia Civil consultadas por Europa Press han confirmado que los disparos iban dirigidos a otro, pero que finalmente ni le dio ni hirió a ninguna persona.

El hombre está detenido en Carballo y se investiga por qué estaba en posesión de un arma y también los motivos que le llevaron a efectuar los disparos.

Tras realizar los disparos, se habría dirigido a un bar de la localidad, donde pidió una consumición. Testigos presenciales han explicado a Europa Press que el hombre, que "aparentaba entre 30 y 40 años", se comportaba de forma "extraña".

Hasta el bar le siguieron agentes de la Policía municipal, que localizaron munición en el baño del bar, ya que el ahora detenido habría intentado deshacerse de las balas arrojándolas al váter, pero no habrían hallado el arma en esta ubicación.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.