Performance 'De cuerpo presente' de Marc Montijano
Performance 'De cuerpo presente' de Marc Montijano. Su exposición 'Reliquias desde la periferia' puede visitarse en la Factoría de Arte y Desarrollo en Madrid hasta el próximo 28 de febrero. MARC MONTIJANO

"Internet lo cambió todo hace unos años. Siempre he trabajado de un modo autónomo e independiente, con una vocación internacional intentando que el mensaje de mi trabajo llegue al mayor número de personas posibles". Así defiende Marc Montijano (1978) su manera de hacer y desenvolverse en el arte. Con base de operaciones en Málaga, donde vive y trabaja habitualmente, para este artista de la performance nunca ha sido un impedimento transmitir su mensaje desde fuera de los que se consideran centros neurálgicos de la creación en España.

Ahora la Factoría de Arte y Desarrollo en Madrid acoge su primera exposición individual en la capital. Una oportunidad para conocer de cerca el trabajo de este creador que a través de las performances "indaga en la verdad interior como solución, señalando el apego al materialismo como causa del extravío".

Acostumbrado desde sus inicios a utilizar todo tipo de medios y técnicas, la exposición muestra varios trabajos que giran alrededor de un universo propio que ha construido y al que denomina Metamorfosis, formalmente repleto de cuerdas y sacos.

De esta manera en la exposición, titulada Reliquias desde la periferia, encontramos lienzos realizados con retales de sacos, varios autorretratos dibujados, instalaciones con elementos empleados en diversas acciones y reliquias de sus performances (que es como Montijano llama a la documentación que sirve de base a sus obras: fotografías, textos, bocetos, dibujos, apuntes...).

La intención, con todo ello, es que el espectador se sumerja de lleno en sus propuestas, que él concibe como una suma que da lugar a una gran instalación: "Quiero que el espectador entre en mi cabeza, en el caos de que surge todo, me gusta crear ambientes, y quiero que toda la galería sea una única gran obra, una oportunidad de asomarse al abismo de mi alma".

Para Montijano es muy importante el valor social, el sentido último de la obra de arte como herramienta de reivindicación: "Buceo en la naturaleza profunda del hombre en busca de soluciones, haciendo visible lo invisible. Creo en un arte que pueda construir una realidad mejor. Para mí el arte no es un divertimento, es una potente herramienta social. No me gusta el arte sin un porqué, no se trata de una exposición al uso".

De forma paralela a la muestra, que permanecerá abierta hasta el 28 de febrero, los días 15 y 16 el artista dirigirá un workshop gratuito, Encuentros de acción: Performers emergentes en Madrid, que permitirá a artistas emergentes de la performance mostrar su trabajo en la Factoría con el asesoramiento de Montijano.